miércoles, 30 de diciembre de 2009

Entrevista a Nieves Hidalgo








Nieves, tienes 3 libros en la calle, los cuales están teniendo un más que notable éxito entre las lectoras de Romántica; sin embargo, lo que más nos atrae de ti es tu sencillez y tu generosidad: siempre estás ahí para tus lectores, y yo puedo dar fe de ello como la que más. De ahí que me haya animado a devolverte el favor y hacerte esta pequeña entrevista virtual para mi blog: «LA DEVORADORA DE LIBROS».



Sabemos que dos novelas tuyas saldrán a la venta en 2010: Hijos de otro barro y Luna de oriente. ¿Qué nos puedes decir de estas dos historias, qué nos vamos a encontrar, con qué nos vas a sorprender en esta ocasión?

Hijos de otro barro sale, efectivamente, el 3 de febrero, en una colección de lujo por el Día de San Valentín y a un precio al que no podremos resistirnos. Luna de Oriente no tiene fecha concreta, pero ya os lo comunicaré.

La primera está centrada en la Guerra de la Independencia Americana y es la historia de dos personajes opuestos. Nuestro protagonista (americano), Chester Clayton, pertenece a una familia bien avenida, se opone a la Corona que estruja incesantemente a los colonos y acaba acusado de asesinato y como esclavo en una hacienda de Virginia. Terry Darnell, por el contrario, no ha conocido el cariño en su casa y al quedar huérfana se forja su propio mundo en la hacienda de sus tíos. Quise dar un giro al escribir esta novela, hace ya más de veinte años y, por eso, quien nos narra la historia es el mejor amigo de Chester. A través de él conoceremos la guerra, las dudas de los protagonistas, el modo en que intentan distanciarse y ¡cómo no! sus momentos de pasión.

La segunda la he ubicado en un país imaginario limítrofe con Turquía. En ella cuento las peripecias de una joven gitana que burla a un aristócrata y que, tras cometer un robo acaba en un barco esclavista y convertida en una de las odaliscas del dey de Baristán. Esta novela tiene mucha aventura, diálogos enfrentados entre los protagonistas (porque el hijo del dey no es otro que el aristócrata al que burló en Inglaterra) y, sobre todo, unas cuantas escenas de pasión. Por descontado, también existe un secreto que Christin desconoce y que descubre Kemal.

Leemos en tu blog que escribes desde muy jovencita, pero hasta 2008 no te animaste —o te animaron— a publicar tus escritos, ¿a qué se debe ese imperdonable retraso? Tienes imaginación y magia por toneladas a la hora de relatar, crear personajes inolvidables y construir ambientes de ensueño… Yo, y muchas lectoras, seguro, no entendemos aún por qué has tardado tanto en sacar a la luz todo lo que llevas dentro, que es mucho, ¡y muy valioso!

Aprendí a escribir a máquina creando historias, es verdad, porque la práctica de ASDFG se me hacía aburridísima. Y yo no me animé, no. Yo escribía para entretenerme y entretener a mis conocidas, sin más aspiraciones. A mí, se puede decir que me obligaron a publicar. Exactamente lo que lees. Mi mejor amiga se puso tan pesada que acabé por enviar una novela a un concurso. Que no gané, tengo que decirlo. Pero por avatares de la vida, la novela acabó en Vergara, les interesó mi trabajo y me publicaron Lo que dure la eternidad, curiosamente una novela que acababa de escribir y que se puede incluir en paranormal, tema que nunca antes había tocado. Te puedo asegurar que de no ser por esa persona que me acosó hasta que cedí, nunca hubiera enviado nada a un concurso. Cuando paseaba por las librerías buscando a mis autoras favoritas se me hacía imposible imaginar una de mis novelas entre tanto nombre consagrado.

Es una pregunta un pelín pérfida, pero me veo obligada a hacerla: si fueras una lectora de la calle, ¿cuál de tus novelas comprarías primero… y cuál no comprarías nunca… si hubiera alguna que mereciera tal deshonor?

Jajaja. Ésta es muy buena. ¿Cómo te voy a decir que no compraría una de ellas? ¿Cómo elegir la primera? Mis novelas, como los hijos, tiene su propia identidad y las lectoras que me hagan el honor de seguirme deberían elegirlas según sus gustos. Lo que dure la eternidad tiene aventura, intriga y fantasía, una mezcla entre el siglo XVI y el XXI. Orgullo sajón es de corte medieval, emplazada en el siglo XII. Y Amaneceres cautivos es una novela histórica puesta en escena durante el reinado de Carlos I de España y su enfrentamiento a los Comuneros de Castilla. Así que, supongo que cada persona elegirá primero el tema que más sea de su agrado. ¿He salido bien del paso?

Sabemos que te presentaste a un concurso del sello editorial Terciopelo con tu primera novela. ¿Qué opinas de los concursos literarios, animarías a los escritores noveles a presentarse a este tipo de concursos?

Nunca me he considerado adecuada para dar consejos a nadie. Particularmente, los concursos me dieron siempre cierto miedo, supongo que por el recelo de poder hacer el ridículo. Pero no cabe duda que es un modo inmejorable de probar suerte y, como estamos viendo, algunas escritoras han conseguido publicar su obra por haber ganado en estas convocatorias. Por lo tanto, lo veo positivo siempre que el concurso en sí nos dé a conocer una buena novela.

Y la pregunta que uno siempre se hace: ¿cómo es un día cualquiera en la vida de una escritora de éxito?

Pues ya me gustaría poder contestarte a eso. Cuando sea realmente una escritora de éxito me vuelves a hacer la pregunta y te contesto encantada. Jajaja. Pero solamente te puedo decir cómo es un día de los míos: me levanto a las 6.30, empiezo a escribir a eso de las 9, no paro para comer, salgo a comprar lo necesario, sigo escribiendo, preparo cualquier cosa de cena (un día de éstos se me pondrán en huelga en casa) y me acuesto a eso de las 12 de la noche. Como ves, una rutina bastante corriente.


Lo que dure la eternidad —para mí, tu mejor novela— mezcla maravillosamente elementos de chick-lit con elementos de novela de época. ¿Crees que en siglos anteriores había más romanticismo que en éste que vivimos ahora?

¿Chick-lit? Pues me dejas asombrada, porque nunca pensé que los tuviera. Más bien pensaba que es una novela de aventura, misterio y con un poco o mucho de fantasía. Y para contestarte, tendría que haber vivido en esa época pasada, aunque es verdad que antes había trovadores, que se buscaba más (tal vez) la esencia de la persona. Ahora nos mueve el dinero, el egoísmo y cada vez nos volvemos más introvertidos.

¿Cuál es la situación de la novela romántica en el mercado editorial hoy, crees que es mejorable, qué sugerencias nos puedes aportar como escritora?

La novela romántica siempre ha tenido un público fiel. Sinceramente, creo que es único género que puede vanagloriarse de esto. Las autoras anglosajonas ya hicieron su hueco y ahí están. Ahora lo que hace falta es que abramos espacio a las escritoras españolas. Eso sí, cuidando las obras que se ponen en el mercado. Su contenido, las portadas, los formatos. Mimando, en una palabra, a sus partidarias, que son las que se gastan el dinero (y mucho). Lo siento, siempre acabo contestando como lectora a este tipo de preguntas. Como escritora, creo que no hace ningún bien a la novela romántica vender lo primero que se tenga a mano. Si se cuidan, repito, las publicaciones, ganaremos lectoras y escritoras.

¿Cómo se vive una Feria del Libro? Sabemos que en junio estuviste firmando ejemplares en la de Madrid. ¿Cómo valoras esa experiencia en tu vida: el contacto directo con el público lector?

Se vive con muchos nervios. Se acercarán, no se acercarán, se acercarán… Vamos, que deshojas la margarita veinte veces antes de ponerte en tu sitio. Y te dices: pero si no me conoce nadie, ¿cómo van a acercarse a que yo les firme habiendo tanto famoso en otras casetas? Yo tuve la gran fortuna de estar firmando las dos horas seguidas, sin parar. Han pasado 7 meses y sigo sin creerme que fue verdad. Creí que no podría ni escribir, me temblaban hasta las pestañas, pero fue empezar y se me pasaron los nervios. Resultó una experiencia inolvidable ver la caseta repleta de personas haciendo cola para tener mis libros firmados. Y todos los que se acercaron, sin excepción, fueron increíbles, amables, haciéndome preguntas, felicitándome. No puedo tener más que palabras de agradecimiento para todos. Conocer a tus fans en persona es fantástico. Les pude poner cara a seguidoras de Ávila, de Valencia, de Barcelona… Algunas vinieron expresamente de fuera. Un sueño hecho realidad.


Sabemos que editas con Ediciones B/Vergara/Grupo Zeta, ¿cómo es el proceso de edición de un libro, desde el contrato que firmas con la editorial hasta que tu libro llega a las librerías? ¿Eliges tú las portadas, el diseño, la sinopsis que ha de atrapar al lector…?

Es un proceso largo, en efecto. Porque mandas el manuscrito, lo revisan, te mandan las galeradas, tú vuelve a revisar… Las portadas las pone la editorial, pero a mí (no sé si en otras editoriales trabajan así), me mandan varias para elegir. La verdad es que no he tenido muchos problemas porque todas son bonitas. El diseño ya es cosa de la editorial: el formato, la tapa. Normalmente, yo misma escribo la sinopsis de la novela y, en todo caso, lo comentamos, porque no cabe duda que es muy importante que este pequeño resumen atrape a quien va a comprarla.

Y lo más difícil: ¿qué consejo darías a aquellas personas que tienen pasión por escribir y quieren iniciarse en este mundillo?

Trabajo, trabajo y trabajo. Repasar las novelas aunque creas que están terminadas (siempre te encuentras con algo que deberías mejorar, no se acaba nunca). Y sobre todo, tenacidad. No darse por vencidas y poner el alma en lo que se escribe. La ilusión con que modelas la historia se trasmite al lector.

Ha sido un placer compartir estos momentos y te agradezco infinito la entrevista, Julia. Lo he pasado muy bien y he podido comprobar, una vez más, que eres una estupenda persona. A ti y a todas las que lean esta entrevista, os deseo toda la suerte del mundo.


Los papeles de agua


Asunción Moreno no fue nunca una mujer sencilla de entender. Y menos aún cuando se convirtió en Deyanira Alarcón, una escritora que triunfó con sus novelas. Hasta que una de ellas no gustó, y Deyanira decidió irse a Venecia a poner un punto y aparte en su vida.


Estos son sus cuadernos, los papeles que escribió allí para entenderse a medida que pasaban los días y con ellos la desidia. Este diario refleja a una mujer que trata de sobrevivir escribiendo, después de haber renunciado a ese «tipo de literatura que sólo sirve como literatura». Una mujer que pudo olvidarse de sí misma cuando al fin descubrió la vida que nunca había vivido.


Este libro es una confesión desprovista de pudor. Nunca hubiera visto la luz si Deyanira Alarcón no hubiera encontrado su destino precisamente cuando huía de él.


Por fin he acabado este «dichoso» libro. He de reconocer que me ha supuesto un esfuerzo «extra» que hacía años no me veía obligada a hacer; por regla general, leo lo que me gusta, y me gusta lo que soy capaz de entender a la primera. Porque en el siglo XXI el tiempo es oro, y una no está para pamplinas metafísicas… Y aquí hay para dar y vender.

No diré que este no sea un libro romántico; hay amor, pero extraño, medio enfermizo, medio egoísta, medio compulsivo, medio nosesabequé… Es extraño porque lo siente una mujer que, ya de por sí, es extraña. O como diría mi madre: más rara que un perro verde.


Deyanira escribe sin saber, la mayoría de las veces, por qué o para qué. A pesar de sus muchos años (debe andar por los cuarentaytantos…), es como una chiquilla ingenua que recién acaba de descubrir cómo va este cochino mundo. Que haya de descubrirlo en Venecia a través de dos camareras lesbianas (más raras que la propia Deyanira…) y un pinchadiscos metido en una «oscura» mafia, tiene cojones.


Y luego está la droga. Por un lado el gobierno español se gasta todos los años miles de euros en campañas publicitarias para advertir sobre el peligro de la drogadicción… Y por otro la literatura —y este libro muy en particular— te dice que si no esnifas unas rayitas—en plural— al día no estás a la última, ni eres sexy ni eres cool; no eres nadie, no vales nada.


En cuanto al estilo de la narración… oscila entre la poesía pura o el recurso de los mitos grecorromanos… y la ordinariez pura, ¡y ríete tú de Belén Esteban! Para que luego «alguien» me venga diciendo que mezclar ambas cosas en un mismo libro es raro. Cuando raro = malo/inadecuado/incorrecto.


Por último, anoche, el epílogo… de la editorial (y no me queda claro aún qué editorial) me dejó desconcertada, descolocada y con la sensación de: «ahora sí que no entiendo ná de ná». O sea que, como ocurrió con El pedestal de las estatuas, en este libro no hay nada de Antonio Gala. Y yo no sé por qué leches se le atribuye a este hombre un libro que no es suyo. Aunque a decir verdad, pienso que a todos se les ha hecho la picha un lío y ya no saben qué es real, qué inventado… y quién es la tal Deyanira Alarcón. En fin; me queda la sensación de haber pasado casi un mes (ahora entiendo por qué alargaron el plazo de préstamo en la biblioteca) descifrando lo indescifrable. Y me hago una firme promesa: no volver a leer nada, ABSOLUTAMENTE NADA de este señor. Porque no es que escriba mal… o bien… Cada cual escribe como quiere y como puede y como le han enseñado (¿?)… El problema es que al final no sabes si te han dado gato por liebre, liebre por gato, o vete tú a saber qué…

martes, 15 de diciembre de 2009

Malicia



Grace Adams es víctima de inconfesables abusos sexuales por parte de su padre, en apariencia un respetable abogado. En el límite de la desesperación, lo mata y este acto terrible la marcará para siempre. En la cárcel madura y aprende a sobrevivir ante la adversidad. Al salir, intenta rehacer su vida y, tras varios tropiezos, encuentra por fin el verdadero amor. Sin embargo, los errores del pasado le pasarán factura y pondrán en peligro la felicidad que tanto le ha costado conseguir… En este nuevo best seller, Danielle Steel aborda en profundidad dos temas tan actuales como inquietantes: los abusos sexuales a menores y los perniciosos efectos que la prensa sensacionalista ejerce en la vida privada de las personas.
En primer lugar, daros las gracias por los comentarios incluso antes de acabar de escribir la reseña. Lo cierto es que estos días ando muy liada, pero no quiero pasar uno más sin hacer los comentarios debidos.
En primer lugar, aclarar que aunque soy una fan (no incondicional) de la autora, reconozco que hay libros mejores y otros peores. Este me gustó porque, en su momento, abordaba un tema que estaba, desgraciadamente, de bastante actualidad. Y lo peor es saber que las cosas no han mejorado mucho desde entonces; quiero decir que todavía, en todo el mundo, se producen este tipo de abusos, y que la mayoría de las veces permanecen "ocultos", especialmente cuando la víctima es una mujer.
Esta historia también aborda el lado más oscuro y negativo del oportunismo, mostrado cómo algunas personas, por "malicia" o mayormente por envidia, aprovechan la felicidad y el éxito -muchas veces merecidos- de algunas personas para "sacar" a la luz sus "debilidades", exagerándolas, e incluso inventándolas.
Es una de las novelas "oscuras" de esta autora que, generalmente, nos tenía acostumbrados a historias más "rosas" y "descafeinadas"; hay que decir que en este aspecto, y con cada nuevo libro, Steel ha ido "madurando" y ofreciendo historias más reales y menos edulcoradas que en sus primeros tiempos.
Por supuesto que, como todo autor, tiene defensores y detractores, pero en literatura romántica actual es, en mi opinión, y sin querer desmerecer a nadie, una de las mejores a nivel mundial.
MALICIA

DANIELLE STEEL. 1996

PLAZA & JANÉS

334 PÁGINAS

ISBN: 84-8450-225-2

Un milagro en equilibrio


Eva Agulló se ha hecho famosa con un libro sobre adicciones. La propia Eva es, en realidad, una adicta. Adicta al alcohol, a la angustia, a la valoración de los otros. En una carta-diario escrita a su hija recién nacida mientras su madre agoniza en el hospital, Eva intenta explicar de qué familia viene para poder imaginar hacia qué familia se dirige. A caballo entre el pasado, el presente y el futuro, entre Nueva York, Madrid y Alicante, reconstruye la historia nunca contada de la familia Agulló Benayas: los secretos a voces, las herencias, materiales o no, que los padres legan a sus hijos, y cómo para algunos lleva toda una vida aprender a vivirla. Para acabar concluyendo que la vida es, en sí misma, un milagro. Un milagro en equilibrio.
Una historia que conmoverá a los hijos y pondrá a prueba a los padres.

lunes, 14 de diciembre de 2009

Promesas. Lavyrle Spencer


Emily Walcott es una jovencita voluntariosa y temperamental, así como una hija obediente y dispuesta a acatar el futuro que sus padres han decidido para ella. Su vida en Sheridan transcurre plácidamente entre la herrería de su padre y los libros de veterinaria, carrera a la que dedica toda su pasión. Charles, amigo de la infancia y futuro esposo, no parece despertar en ella más que un sentimiento de afecto fraternal. Tom Jeffcoat, un joven emprendedor y apuesto, llega a la población con el fin de instalar una herrería, convirtiéndose así en competidor del señor Walcott. Su sola presencia provoca en Emily verdadero fastidio. Ambos librarán una feroz batalla en la que el rechazo acabará dando lugar a una pasión desenfrenada que les arrojará a un abismo insondable. Tan insondable como sus propios sentimientos.
Siempre que entro a mirar libros soy un peligro público; desde luego, lo que es mi bolsillo (o mi Visa, para el caso es lo mismo) se pone a temblar. De buenas ganas me llevaría la mitad de la tienda. No puedo. Sniff, sniff... Elegir es duro, difícil, a veces casi imposible (lo comprobé este sábado), y a veces, como por casualidad, descubres un autor nuevo.
Este año podría muy bien definirlo como el año (literariamente, claro) más romántico de toda mi vida. Y ha habido años románticos, no os vayáis a pensar. Pero éste 2009 se lleva la palma.
¿Por qué? Pues porque he descubierto, por lo menos a diez o doce escritoras magníficas... Lo siento, no hay hombres en esta lista... Tampoco es de extrañar, muy pocos, con o, son los que se atreven hoy día a escribir algo con visos de romanticismo. El único que yo conozco es Nicholas Sparks, y es extranjero, americano, creo... Eso lo dice todo. A ver, españolitos, si os ponéis las pilas y escribís algo que no sea sólo terror y suspense...
A lo que iba, elegir es duro, sobre todo en un año así, donde todas las novelas que veo (o al menos el 95 %) me dicen "llévame, llévame, llévame a casa...". Y de pronto un día pillé ésta que os comento hoy.
A primera vista no parece nada del otro mundo (mal trabajo por parte de la editorial de no poner una sinopsis más atrayente); pero yo, que siempre voy más allá, lo compré de todos modos; si no lees, no puedes criticar ninguna obra. Afortunadamente la escritora me atrapó desde la primera página, y no sólo eso, sino que me fue envolviendo en una dulce tela de araña de la que no pude salir hasta la última página. No tiene nada de especial, salvo el poder de emocionar al lector; y no es cualquier cosa eso hoy día. A diario nos tropezamos con gente que intenta desesperadamente emocionarnos, manipular nuestros sentimientos, hacernos cómplices de sus historias (tragedias); después de toda esa avalancha de pequeñas y no tan pequeñas manipulaciones a la que nos vemos sometidos día tras día, creemos que lo hemos visto todo, que ya nada nos puede sorprender, ni conmover, ni arrancarnos una lagrimita.
Bien, ya os aseguro que esta mujer norteamericana arranca unas cuantas lagrimitas, transmite pasión en cada línea y en cada palabra que pone sobre el papel; sus personajes son muy reales y los describe maravillosamente (cosa que yo nunca he sabido hacer del todo bien); te parece que si levantas los ojos de la lectura podrías tropezarte con la mirada de Emily y de Tom... Es algo mágico.
Lo malo (o lo bueno) de descubrir un autor nuevo, sobre todo si te ha enganchado... es que luego tienes que hacerte con toda su bibliografía... y ¡ay de ti si es un autor prolífico (yo tengo más de 50 novelas de Danielle Steel...)! No diré que todas sean buenas... pero es difícil que si te ha gustado su estilo y su manera de expresarse, puedas quedar decepcionada.
Lo dicho, es una gran autora; para las que os guste la romántica la recomiendo. En estos tiempos de crisis, cualquier forma de evasión de la realidad es bienvenida.
PROMESAS
LAVYRLE SPENCER. 1988
EDICIONES B/ZETA
478 PÁGINAS
ISBN: 978-84-9872-093-8

jueves, 10 de diciembre de 2009

¡Por fin!


Por fin ya sabemos la fecha de salida de la nueva novela de Nieves Hidalgo: "Hijos de otro barro". Sale el día 3 de febrero de 2010. Y yo ya cuento los días. ¡Qué ganas tenía de leer otra de las maravillosas historias de esta estupenda escritora. Por si aún no la conocéis (eso es imposible), os dejo la imagen de la portada. Si ese no es un buen gancho...

domingo, 6 de diciembre de 2009

Mi entrevista en el blog de Nieves Hidalgo

La querida Nieves Hidalgo, una de nuestras mejores escritoras de novela romántica, me ha hecho una entrevista para su blog. Para todos los que queráis echarle un vistazo, os dejo el enlace de su blog:
y de paso la cuelgo aquí también. Disfrutadla!! Un beso a todos mis seguidores.
Julia Siles Ortega es uno de esos regalos que una descubre por casualidad paseándose por la red. Cuando leí un capítulo de su novela quedé tan sorprendida que no reaccioné hasta minutos después. Simplemente, no me creía lo que estaba leyendo.
Por eso quiero que la conozcáis un poco más a fondo, porque merece la pena.
Desde aquí, quiero agradecer a Julia Siles Ortega la deferencia que ha tenido conmigo contestando a una pequeña encuesta.
Os dejo aquí su blog, una caja de sorpresas.

http://juyjo.blogspot.com/

Julia, sabemos que vives en Barcelona, te gusta leer, estudias Historia y eres una fiel admiradora de todo lo que se refiere a Inglaterra, Irlanda y Escocia. ¿Qué más nos puedes contar de ti?

Más que leer, diría que soy una devora libros, y por eso un buen día le cambié el nombre a mi blog; soy muy amante de los cambios, siempre que puedo hacerlos. Una compañera de la facultad me dijo el otro día que cuando se aburre, cambia de país… Eso es ser pija, y lo demás, tonterías. Claro que la muchacha es de Praga… y claro… los europeos son diferentes. Aquí vivimos a otro ritmo… Nos miramos en su espejo… pero no acabamos de vernos. En fin, de mí, ¿qué te puedo contar… aparte que yo, cuando me aburro, lo más emocionante que hago, si el bolsillo me lo permite, es ir al cine? Me gusta muchísimo hacer puzzles; de hecho, pienso que los rompecabezas y las novelas tienen un objetivo común: encajar todas las piezas. Siempre he querido ir a montar a caballo, pero nunca tengo ni tiempo, ni dinero, ni nadie que me acompañe. Y ésta es una de esas cosas que no quiero hacer sola (debe de ser la única). Uno de los mejores momentos de mi vida fue este verano: el concierto de Madonna; disfruté como una enana. Me encanta viajar… pero como he dicho más arriba, el bolsillo manda… y yo, como tantísimos españolitos, estoy en crisis. Y una muy aguda, por cierto. Soy una feminista acérrima, y sé que en la historia ha habido mujeres extraordinarias que los historiadores (hombres, ¡cómo no!) han pasado por alto o no han querido investigar muy a fondo… por lo que pudieran descubrir y las carencias que pudieran quedar “al descubierto”. Ni fumo, ni bebo (al menos no soy del “club botellón”), ni voy con hombres… ¡Uy, qué mal ha sonado eso! Borra, borra… Y de asuntos de drogas sólo diré 6 palabras: SE PUEDE VIVIR SIN HABERLAS PROBADO.

¿Por qué escribes? ¿Qué te mueve a hacerlo?

A menudo me lo pregunto, créeme, y muchas veces no sabría explicármelo. Supongo que porque es lo que sé hacer mejor (¡imagina lo mal que hago todo lo demás! Risas). No diré que sea por necesidad, porque mi auténtica “necesidad” es leer. Pero un día se me ocurrió una historia y me puse a escribirla; desde entonces no he parado de darle vueltas a muchas otras historias; algunas se han estancado, otras han salido adelante. Me he tirado hasta siete años sin escribir una línea; todo un riesgo porque no sabía si cuando volviera a ponerme delante de la pantalla, tendría las mismas ganas, el mismo entusiasmo, o la misma capacidad. Reconozco que me gusta comunicarme y que disfruto escribiendo; del mismo modo, no puedo dejar de reconocer que disfruto mucho más leyendo lo que escriben otros. Probablemente, y debido a esto, nunca seré una autora prolífica. ¡Lo siento!


Se te nota encantada con la ciudad de Londres que, sin duda, es tu preferida. Y se nota que la conoces a fondo ¿Qué ha supuesto Londres en tu vida? ¿Es tu ciudad? ¿El lugar en el que querrías perderte?

Pues no creas que la conozco tan a fondo, ¡¡qué más quisiera!! Pero sí es innegable que dejó una huella profunda e indeleble en mi corazón. Llegué enamorada y me marché más enamorada si acaso es posible. Supongo que algún día volveré, y espero que entonces sea para quedarme. No puedo decir que sea la ciudad mejor del mundo, porque todavía me queda mucho mundo que descubrir… Y las comparaciones son odiosas. Pero sin duda es el lugar en que quisiera vivir… jubilarme… y morir.


¿Cómo conceptúas tus relatos, románticos, un poco eróticos o sentimentales?

Hay gente que “tilda” mis historias de eróticas… ¡Se nota que han leído muy poco, y a muy pocos autores buenos en el género! Yo, que he leído tanto, sé que mis historias pueden ser románticas —el amor está siempre presente de un modo u otro—, pero nunca llegan a un punto de erotismo que llame la atención de los entendidos en el género. Y los hay, pero hay que descubrirlos. Dicen que el pecado más grande de España es la envidia. Mentira. El pecado más grande de este país es la pereza. Si uno lee, mucho y bien, difícilmente puede “tildar” de erótico nada de lo que escribo, ¡vaya, que ni de lejos estaría a la altura!


En tu blog tienes relatos muy buenos, muy intensos. ¿Lealtades enfrentadas es lo que tú llamarías tu obra cumbre hasta ahora?

Si te refieres a fragmentos de mis dos novelas anteriores, no sé si describirlos de ese modo; puedo asegurarte que he recibido críticas muy duras de ambas novelas por parte de gente “más entendida”, y para mí ya forman parte del pasado. Parte del proceso de aprendizaje. Experimentar y equivocarse; caer y levantarse. Relato, tal y como uno lo entiende, sólo tengo uno escrito que me encargaron y que hice en apenas dos días… Porque cuando me pongo, me pongo… Intensos, sí lo son, pero porque yo soy muy apasionada y lo transmito, quiera o no. Y sí, sinceramente creo que Lealtades Enfrentadas es lo mejor que he hecho hasta el día de hoy… Pero eso te lo dirá cualquier escritor: lo último es siempre lo mejor. Y es lógico, ley de vida. Mejorar, avanzar… Ya lo dijo el gran Machado: “Caminante, no hay camino, se hace camino al andar”.

¿Qué esperanzas tienes en Lealtades enfrentadas? ¿Crees que el argumento puede impactar en el lector?

Esperanzas, muchas, porque soy una optimista incorregible a pesar de mis muchos años. Y todavía creo en un futuro mejor; en eso que se llama meritocracia; en que se valore el talento y el esfuerzo, la constancia y la perseverancia, y sobre todo: la valentía de ser fiel a uno mismo. El argumento no impactará porque a estas alturas de la historia de la humanidad está ya todo escrito. No soy tan ingenua de pensar: “Oh, qué original soy”. Sí pienso que es importante el sentido de la oportunidad; hay ciertos temas que hoy por hoy son populares o están en el ojo del huracán, como el terrorismo islámico, el precio de la fama, el poder de los medios de comunicación, el papel de la mujer en la sociedad, o los matrimonios entre personas del mismo sexo… y juego con todos ellos en esta historia. Me aprovecho de la situación si tú quieres, pero no hago nada que no hayan hecho otros antes. Y para aquellos que piensen, cuando la lean, que es copia o refrito de alguna serie actual, esta historia empecé a escribirla en el otoño de 2007, luego la dejé en stand by más o menos un año, y volví a ella en noviembre de 2008. Un 50 % de ella es real y el otro 50% es inventado… Corresponde al lector descubrir qué es qué.

Sin duda eres una escritora que consigue seducir. Más de una vez me he parado (yo y alguna otra persona que me lo ha confesado), he vuelto atrás, he analizado el texto porque me parecía increíble haber leído algo tan asombroso. ¿Piensas mucho las frases, las estudias? O, por el contrario ¿te salen sin pensar?

Uy, pues será ésta la única manera en que seduzco a alguien, porque la seducción tradicional se me da fatal. (Risas). A mí, sinceramente no me parece nada asombrosa mi narrativa. Te puedo prometer y jurar que he leído cosas muchísimo, pero muchísimo mejores. A ver, sí estudio las frases, procuro que sean correctas, que transmitan, ni más ni menos, lo que quiero decir o expresar; pero soy muy intuitiva, no cambio mucho las palabras, a no ser que vea un error muy grande o algo que no se ajusta para nada a la historia. Suelo fiarme de mi primera impresión. Algunas me salen “del alma”, pero generalmente las he madurado, bastante, sobre todo en la cama, a altas horas de la madrugada. Es la musa, que sufre de insomnio… y me hace sufrir a mí.


Cuéntanos algo de Las Máscaras del amor, una de las obras que podemos ver en tu blog.

En algún momento de este año le cambié el título; inicialmente se llamaba Carnaval, y la publiqué con ese nombre. Si no la has encontrado fue por dos motivos esenciales: 1: la publiqué bajo un sello editorial de muy dudosa reputación, y 2: la publiqué en febrero de 2007, y como se hizo una tirada muy, muy, muy limitada, era más cara de encontrar que el mismísimo Bin Laden. Pero si alguien, a pesar de todo, está interesado en tenerla, puede ponerse en contacto conmigo; al final de la entrevista tenéis mi dirección de correo electrónico. De momento, y en tanto no cobre una cifra de más de diez ceros, estoy disponible siempre para mis lectores. En cuanto a la novela en sí misma, es la primera, la primogénita, la niña bonita, la mimada, la receptora de todas mis desvelos y atenciones… Pero sigue siendo una novela “de juventud”, y por lo mismo, muy tontorrona y con muchos fallos… o así la veo ahora. Un triángulo amoroso chica-chico-chica, un antihéroe con un sórdido pasado a sus espaldas, líos entre hermanos, algún que otro crimen… Lo de siempre, vaya.

Por lo que leemos de ti, no te importa implicarte —aunque sea de pasada— con los temas políticos. ¿Lo haces porque es actualidad? ¿Por qué realmente te preocupan estos temas?

En parte sí, y en parte no. Te explico: soy hija de la generación franquista, de esa que no podía hablar, ni reunirse, ni asociarse, etc, etc., so pena de que los metieran en la cárcel… o algo peor. Ahora que podemos (en teoría) hablar y manifestarnos libremente (¿?), me gusta decir lo que pienso, siempre que no moleste a los que me rodean… Cosa difícil porque nunca llueve a gusto de todos. Me gustaría más implicarme en política, tanto en mis escritos como de una manera más personal, pero reconozco que no soy muy entendida en el tema. Y no me gusta meter la pata. Por otro lado, cualquier novela que se precie ha de estar envuelta en un contexto histórico-político-social. No soy ajena a esta realidad; quizá por eso he tardado tanto en escribir mi último libro. No quería hacer “cualquier cosa”, quería hacer algo bueno, que conmoviera al lector. Espero haberlo conseguido.

Creo haber escuchado que a veces se te ocurre una escena (o la estás pensando) y la intercalas en la novela. ¿Estoy equivocada?

Oh, no, no te equivocas; esta última novela es lo más parecido a una película; he ido escribiendo escenas sueltas, diálogos al tun tun, y luego lo he montado todo, lo he hilvanado y le he dado la debida consistencia. Ya sabes: cortar aquí y pegar allá. No es que no haya pensado en todo momento en dejar todos los cabos atados… o casi todos; simplemente he ido haciendo conforme las ideas —y los recuerdos— me venían a la cabeza. Y no siempre es un buen método… algún disgustillo de última hora me ha dado.


Y por último, Julia, ¿qué consejo darías a todas las personas a las que nos encanta escribir?

Ah, ahí sí que no me pillas, lo siento. Soy muy reacia a dar consejos, pero como me lo pides tú… Veamos… Mmm… Así, a bote pronto, se me ocurre uno: leer. ¡Qué viejo, eh! Y otro más: no desfallecer, no tirar NUNCA la toalla. La carrera del escritor es una carrera de fondo. Yo llevo casi 14 años y todavía estoy en la parrilla de salida esperando la señal… Hay que disfrutar mucho lo que haces; es el viaje lo que importa, no el destino. Si uno se obsesiona con el destino (publicar y ganar mucho $$$$$) no llegará a ninguna parte. Te lo dice una ex obsesionada. (¡Y dije que no iba a decir nada... Ooops!)


Te agradezco el tiempo que nos has dedicado. Esta entrevista es un pequeño homenaje a una mujer que ha conseguido fascinarme con sus escritos. Mil gracias por todo.

A ti, preciosa. Es divertido esto de las entrevistas “virtuales”; si me hubieran dicho en 1996, cuando empecé con un bolígrafo y una hoja en blanco, que iba a hacer una entrevista para un blog (ni siquiera sabía qué demonios era eso) me hubiese partido de la risa, en serio. Claro que si además me hubieran dicho ese año que iba a escribir Lealtades Enfrentadas… ahí sí me hubiera “descojonado”.

jsilesortega@yahoo.es

martes, 1 de diciembre de 2009

De todo lo visible y lo invisible. Lucía Etxebarria



La fama es una diosa caprichosa: esquiva a quienes la persiguen y se entrega a quienes menos la desean. Algo parecido le pasa a Ruth —directora de cine convertida en «famosa» mediática a su pesar—, que se enamora de Juan —aspirante a escritor en busca del reconocimiento social que cree merecer—, mientras desdeña a una pléyade de admiradores que la siguen con los ojos cerrados. A través de la relación entre estos dos personajes tan aparentemente opuestos, Lucía Etxebarria ha escrito una novela sagaz y divertidísima, unas veces conmovedora, cruel otras, que indaga en temas tan candentes como la búsqueda de la individualidad en una sociedad que tiende a la homogeneidad y al encasillamiento, las trampas y mentiras de los medios, la obsesión que mucha gente tiene por la fama como medio de superar las cargas del pasado, y las conexiones entre creación y destrucción.

Os presento hoy una de esas novelas que, como de costumbre, leí con retraso respecto a su fecha de publicación, pero que resultó, como casi todos los libros que leo -en uno u otro sentido- una revelación.

No negaré que fue fuente de inspiración -una de tantísimas- para mi recién acabada novela; y digo una de tantísimas porque si tuviera que citar los libros, las películas y las canciones que han inspirado esta última novela debería escribir otro libro.

Leí esta novela de Lucía en 2006, antes de Navidad, y dos de las cosas que más me chocaron -y que cualquiera atribuiría a la coincidencia- fue ver mi apellido y mi fecha de nacimiento en el libro. Repito, coincidencia... tal vez... O tal vez no. En cualquier caso, la novela es interesante; hay mucha gente que tiene por costumbre -no sé si buena o mala- criticar a los que triunfan, e inventarse mil y una historias para desacreditarlos. De esta mujer, lo que más se ha repetido en los últimos años, como una acusación reincidente, es su... digámoslo... amor por el plagio.

Yo no participo mucho de comentarios malévolos... si lo hace o no, ni lo sé,ni me importa; y tal y como es este país, quizá es lo mejor que puede hacer. Porque en España, cuanto más tramposo eres, más te quieren y más palmaditas en la espalda recibes... ¿Por qué? No lo sé. Lo que no puedo dejar de reconocer -como lectora- es que las historias de esta mujer son adictivas... una empieza a leer y no puede soltar el libro (al menos, a mí me ha pasado). Como generalmente, eso es lo primero que se le pide a un autor... Porque todo lo demás está de más si el lector no pasa de la página 10, me ha parecido que ya venía siendo hora de recomendarlo a los que, por cualquier motivo, no lo han leído aún.

Una de las cosas curiosas que tiene esta novela es... su proceso de creación; no, no lo conozco al dedillo, pero más adelante descubrí que este libro -o parte de él- se escribió en Aberdeen, Escocia, porque la autora fue invitada como escritora residente para escribir allí su historia "tranquilamente". ¿Cómo demonios consigue el autor una de estas "invitaciones"? Prometo investigarlo a fondo un día de estos, porque considero el tema interesante, y bastante "novedoso" en España... Ya sabéis que siempre llegamos tarde a todo...

Esto que os acabo de contar responde a aquella vieja "idea" de que el escritor debe aislarse del mundo conocido y cotidiano durante un período que puede oscilar de 3 a 18 meses, para poder trabajar a gusto, sin presiones sociales, ni familiares, ni laborales... y dejarse llevar por las Musas a dónde éstas quieran conducirle... Repito que el tema me interesa bastante, y si alguno de vosotros ha tenido la suerte de poder recibir una de esas "generosas" invitaciones o conoce a alguien que le haya contado su experiencia, es muy bienvenido a relatarla en este blog.

El proceso de creación es algo tan personal e intransferible como nuestro ADN, y cada autor vive el suyo a su manera y con sus particulares resultados. Pero todos coincidiréis conmigo en que trabajar a gusto motiva, y trabajar motivado asegura buenos resultados a corto, medio y largo plazo.

De la novela no os contaré nada más allá del resumen, porque opino que cada cual debe formarse su propia opinión, y que en el caso de Lucía las opiniones son tan contrapuestas que difícilmente se encuentran 2 iguales. A Lucía se la ama o se la odia... pero muy, muy pocos pueden permanecer indiferentes ante ella, como persona y como escritora. Vaya, que no acepta medias tintas, y sus personajes -a veces demasiado pintorescos- tampoco. Decir, eso sí, que con esta novela ganó su segundo premio importante, y aquí también se abre la veda para opinar sobre los concursos y sus presuntas trampas, y qué hace que buenas novelas pasen desapercibidas y novelas mediocres ganen. ¿Sirve realmente de algo firmarlas con pseudónimo, sirve realmente participar? ¿Siempre ganan los mismos? ¿Los jurados leen las novelas de cabo a rabo o en diagonal?

En fin, como siempre, se admiten todos los comentarios...

miércoles, 25 de noviembre de 2009

Día Internacional Contra La Violencia De Género

Lo he sabido hoy, gracias a Nieves; confieso que soy muy mala para estas cosas... Y eso que en TVE1 ya lo anunciaban e invitaban a la gente a concienciarse ante un problema que no acaba de ver una solución clara, ni unos culpables definidos.

Como el tema feminista lo abordo en mi actual novela, no quiero repetirme aquí con los discursos que dice todo el mundo y que se repiten a diario sin demasiado efecto práctico.

Me parece más adecuado y sobre todo más efectivo dejar sólo tres palabras que son la base para que las mujeres avancemos paso a paso cada día, y no nos dejemos atrapar por la intolerancia y la misoginia:

NO TE CONFORMES

lunes, 23 de noviembre de 2009

A fuego lento. Anna Casanovas


Guillermo está cansado de aviones, de hoteles, de cambios horarios… Se está planteando darle un giro radical a su vida y dedicarle más tiempo a su familia, sus amigos… y quizá al amor. Sin embargo, de momento tiene que seguir adelante con su trabajo e instalarse en Nueva York durante un tiempo.

Emma ha sacrificado muchos de sus sueños por convertirse en una buena doctora, pero ahora siente que ha llegado el momento de retomarlos; así que decide dejar el hospital en el que trabaja y matricularse en la escuela de cocina más prestigiosa de Nueva York.

Juntos vivirán una dulce historia de amor, pero los secretos y los temores se interponen entre ellos y Guillermo regresa a Barcelona para comenzar su nueva vida en solitario… ¿Logrará el tiempo unir lo que separó el miedo?

Anna nos deleitó hace más de un año con Nadie como tú, explicándonos las aventuras y desventuras de Ágata Martí; ahora vuelve con A fuego lento y la historia de Guillermo, hermano de Ágata, quien al parecer también tiene una (tormentosa) historia de amor que contar.

¿Qué decir de ésta que no haya dicho de la anterior? En ambas, Anna combina de un modo espléndido la realidad actual con una conmovedora historia, de ésas que todos queremos vivir algún día (si no la hemos vivido ya).

Cuando leí los dos libros, y vi que los protagonistas pertenecían a una misma familia... y por lo que me han contado... la cosa sigue por ese camino... con otra de las hermanas de Ágata... Lo primero que me vino a la mente fueron las hermanas Walsh, protagonistas de cinco de las novelas más exitosas de la autora irlandesa Marian Keyes, de la que me reconozco fan nº 1.

No entraré en comparaciones porque son odiosas y no gustan a nadie; pero yo ya tenía ganas de una saga como la de Marian con protagonistas y escenarios catalanes, y Anna ha venido a cubrir un espacio que (hasta donde yo sé) estaba vacío en la narrativa romántica española actual. Desde aquí quiero darle mi más sincera enhorabuena... y sólo decirle... Por favor, sigue, sigue, no pares...

Y a los que aún no la habéis descubierto... Ya estáis tardando... ¡Venga, venga, que se agotan...! Y pronto llegará el siguiente... Dulce locura... Mmmm, ya cuento los días...

lunes, 16 de noviembre de 2009

Otra mañana en el Registro



Hola de nuevo. Bien, el miércoles pasado, día 11, hice mi definitiva visita al Registro de la Propiedad Intelectual. He de decir que tengo una suerte inmensa porque la gente que trabaja allá son la amabilidad y la simpatía personificadas y da gusto hacer este trámite cuando los funcionarios están tan entusiasmados con su trabajo como yo con el mío.
Así pues, puedo deciros que la novela ya está registrada y que este miércoles, o sease, pasado mañana iré a las oficinas de Editorial Planeta y dejaré mi manuscrito por duplicado -y bajo seudónimo- para que pueda participar ¿en igualdad de condiciones? con los otros presentados al Premio Azorín de Novela 2010. Sé que os había hablado del Premio Primavera de Espasa, pero por motivos económicos -y gracias a Dios y a todos los santos- se me ha presentado la oportunidad de presentarme a éste, lo que me supone un ahorro neto de más de 50€. Diréis que no es mucho, pero una está en crisis... profunda, muy, muy profunda, y cualquier opción que suponga un mínimo ahorro es más que bienvenida.
Y no nos engañemos... Es Editorial Planeta... Digo yo que no está nada mal.

Relámpago. Danielle Steel

Alexandra es una abogada de éxito felizmente casada a quien la vida colma con toda la felicidad imaginable. Pero una mañana la fatalidad se cruza en su camino: un terrible relámpago destruirá su dicha y la arrojará a la amargura y la depresión, e incluso provocará que su amante esposo la abandone por una sensual joven inglesa. Como si de un mal sueño se tratase, de pronto Alexandra se encuentra sola para luchar por su vida y reconquistar todo lo que le ha sido arrebatado brutalmente.

Entre todos los libros que tenía por escoger para "entrar" hoy en el blog, no he escogido este por casualidad, sino porque ha sido, en primer lugar, una delicia releerlo después de algunos años (reconozco que es un pelín antiguo), y en segundo lugar, porque ha sido de inestimable ayuda para un tema en concreto de mi última novela: el cáncer...

No diré que no haya echado mano de otros libros, pero Relámpago ha sido muy revelador para aclararme ciertas dudas que tenía al respecto de un modo sencillo y sin tecnicismos. Y lo más importante: para saber cómo colocar la información en la novela del modo más sencillo y ameno posible, sin restarle un ápice de credibilidad.

A las románticas, que siempre andan buscando una buena historia de amor, se lo recomiendo especialmente. Está ambientado en el Nueva York de finales del siglo XX; y aunque ya sabemos que nuestros tiempos no son muy proclives al romanticismo (no tanto como el s. XIX o la época medieval), es un libro que os hará disfrutar mucho. Yo estos libros, por lo general, me los leo en una tarde. Pero, claro, yo soy una Devora libros.


Todas las muñecas son carnívoras. Ángela Vallvey


Sonia La Roja es la terapeuta de la que Ángela Vallvey se sirve para ser más mordaz, irónica y cáustica que nunca y ofrecernos, a través de sus pacientes, un fresco completo, una radiografía cómica pero certera de nosotros mismos. A través de esta divertidísima protagonista, y de otros personajes, la autora disecciona temas tan diversos como el sexo, las peleas conyugales, el rechazo, los pretendientes o las infidelidades. Todas las muñecas son carnívoras toca de lleno en la médula de nuestra esencia para despertarnos de nuestro letargo y removernos las entrañas en un texto socarrón pero sin fisuras que nos lleva, finalmente, a la reflexión.
Mis queridos blogueros, como ya sabéis, antes del verano, decidí ir poniendo críticas de mis libros favoritos; sé que en estos últimos meses, y por culpa principalmente de Lealtades Enfrentadas, tenía muy abandonada la labor. La reemprendo ahora, y empiezo con una de las novelas más divertidas e irónicas que leí en el verano de 2008. Los que me conocen, saben que prefiero, con mucho, la narrativa extranjera a la española; en estos últimos tiempos me he reconciliado con lo que se escribe en España, porque hay gente muy valiosa y con mucho talento a quien vale la pena conocer... más a fondo.
Poco puedo decir aparte de lo que he apuntado al principio, y que no es sino el resumen de contraportada, pero me parece a mí que estas líneas ya sirven para abrirle el apetito a uno... ¡No os la perdáis!
En cuanto a la autora, Ángela Vallvey, puedo deciros, como referencia, que el año pasado (2008) quedó finalista del Premio Planeta con su novela "negra" Muerte entre poetas.

sábado, 7 de noviembre de 2009

Pseudónimos

SE BUSCA PSEUDÓNIMO PARA NOVELA. MASCULINO O FEMENINO. NACIONAL O EXTRANJERO. PERO QUE ENGANCHE... NO VALEN TONTERÍAS NI COSAS RARAS...

Hola blogueros, a dos días ¡oh, 2, 2, SÓLO 2 días! de acabar la novela, y con el pensamiento puesto en el concurso, me viene a la cabeza la conveniencia -o mejor decir necesidad- de buscar un pseudónimo pegadizo para camuflar mi nombre real... No, por nada, es que tengo la sensación -llamadme mal pensada- que si voy con mi nombre al descubierto, mi pobre -y duplicado- manuscrito va a acabar en el fondo profundo y oscuro de algún contenedor de reciclaje de papel (en el mejor de los casos).

Se aceptan todas las sugerencias, salvo, como he dicho arriba, tonterías o cosas muy raras...

Muchísimas gracias por vuestra colaboración.

lunes, 2 de noviembre de 2009

Imágenes bellas... para un mes horrible












Siempre he dicho que el mes de noviembre habría que borrarlo del calendario... (Lo siento por los que hayáis nacido en él); nunca me ha gustado. Esa tristeza, los días lluviosos, la bruma... Vaya, que no es mi mes preferido. Pero hay que pasarlo... Y como ayer me pasaron estas imágenes, he querido compartirlas con vosotros a través del blog. Disfrutadlas...

lunes, 19 de octubre de 2009

Premios Planeta 2009. El discurso sobre la inmigración en tiempos de crisis

Hola, ya era hora de hablar de este premio. Vaya por delante mi más calurosa felicitación a Ángeles Caso, mi alegría de que lo haya ganado ella más que cualquier otro escritor "famosillo" al uso, y valorar y elogiar la carrera de esta brillante escritora y periodista que ya en 1994 optó al galardón y quedó finalista.
Nos presenta -más bien diría nos obsequia con- una historia personal y cercana, sobre una mujer de Cabo Verde, Sao, que sufre lo que la escritora llama la "triple" discriminación: negra, extranjera y mujer; y que, como en toda buena historia (aunque esta es más real que imaginaria), como heroína, pasa las de Caín en España.
El debate está abierto en unos tiempos en que la crisis y el desempleo han disparado los índices de xenofobia en nuestro país; que si antes mirábamos con mala cara a los inmigrantes, ahora ni les miramos; les damos la espalda, y algunos atrevidos, incluso les gritan sin complejos ni remordimientos: "Vuélvete a tu p...* país!
Según Ángeles Caso, los inmigrantes "lo pasan muy mal" para que "nosotros vivamos muy bien..." Ésa no ha visto mi cuenta corriente en números rojos, jajaja... Luego va y dice que "no tenía ganas de que le dieran el premio". Entonces, Dios de mi vida, ¿para qué se presenta? Sólo nos falta oírle decir que "la han obligado", pistola en pecho, a presentarse. Cuando uno se presenta, y lo digo por propia experiencia, lo hace con la ilusión -fundamentada o no- de ganar...
En definitiva, este año, encuentro en este Premio un tufillo muy feo a exceso de corrección política y de falsa modestia.
¿Qué me decís?
Y luego está el debate de siempre, nunca resuelto del todo. ¿Están amañados estos premios?

sábado, 3 de octubre de 2009

Concurso Literario


Cuando ya falta menos de un mes para concluir la trama de esta enrevesada novela, os anuncio que será presentada a mediados de noviembre al XIV Premio Primavera de Novela, convocado por Espasa Calpe y Ámbito Cultural. El fallo se dará a conocer en febrero. Si las cosas van bien, seréis los primeros en enteraros, os lo aseguro. Mientras tanto os dejo una exquisitez creada por una de mis blogueras preferidas y una consumada latinista, Natalia Senmartí.

Os paso el enlace de la editorial para que os podáis descargar las bases si queréis.
www.espasa.com/premios


Besos a todos.

martes, 29 de septiembre de 2009

Títulos


Hola blogueros, estoy hoy aquí para hacer 1 llamamiento general. Os cuento: necesito dos títulos de novela atractivos y pegadizos; uno es para una sitcom (comedia de situación) y otro es para un thriller. Todas las sugerencias serán más que bienvenidas porque voy un poquillo pillada de tiempo. Sé que me los podría inventar, por supuesto, pero me pareció más divertido proponerlo aquí. Estos títulos forman parte de la trama de mi novela actual, la cual debo acabar en tiempo muy breve ya. Los títulos elegidos saldrán en la novela, y la persona o personas que me los hayan hecho llegar figurarán con nombre y apellido en la página habitual de agradecimientos. Gracias a todos. Tenéis hasta el 10 de octubre para hacerme llegar vuestras sugerencias a través del blog o de mi muro en Facebook.

lunes, 28 de septiembre de 2009

La biblia de barro. Julia Navarro


En Roma, un hombre se confiesa: «Padre, me acuso de que voy a matar a un hombre…».

Al mismo tiempo Clara Tannenberg, una joven arqueóloga, nieta de un poderoso hombre de oscuro pasado, anuncia en el transcurso de un congreso el descubrimiento de unas tablillas que, de ser auténticas, serían la prueba científica de la existencia del patriarca Abraham: se trata de la obra de un escriba que recogió el relato del profeta sobre la creación del mundo, la confusión de las lenguas en Babel y el Diluvio Universal. Una auténtica Biblia de Barro.

Junto a un equipo de arqueólogos, poco antes del inicio de la última guerra del Golfo, Clara pondrá en marcha unas arriesgadas excavaciones que alientan a muchas personas a acabar con su vida y la de su abuelo: desde millonarios traficantes de arte hasta cuatro amigos que no desistirán hasta culminar una implacable venganza.

Tras el espectacular éxito de La Hermandad de la Sábana Santa, Julia Navarro se consagra con esta electrizante novela en la que el lector viajará hasta los tiempos bíblicos, pasando por la Europa de la Segunda Guerra Mundial, Egipto, Siria, Estados Unidos, Italia, Francia, España y el Irak de Sadam.
Lo mejor de todo: el final. Aunque no recuerdo que hubiera nada que no me gustara. La encontré sensacional de la primera página a la última. Habrá quien diga que no tiene "final feliz". Pero no habrá quien pueda decir que no tiene un final "justo".

viernes, 25 de septiembre de 2009

La Paz de Troya. Natàlia Senmartí


En 2009, «pocos» son los que recitan de memoria relatos de tiempos pasados. La cultura escrita hace siglos que desplazó a la oral al ámbito puramente infantil. Pero yo os pido que hagamos un viaje en el tiempo y retrocedamos 3.200 años de nuestra era actual. Os pido asimismo que nos traslademos a la Turquía actual donde, se dice, se hallan los restos de la antigua Troya descubiertos por Schliemann.

Porque ésta, por si no lo habéis adivinado, es una historia de troyanos. No de virus informáticos. Es la leyenda tantas veces contada, pero nunca del todo agotada, de Aquiles, Ulises, Agamenón, Príamo, Paris… y, ¡cómo no!, la bellísima Helena.

Siempre he dicho que por mucho que se publiquen y lean miles de libros sobre un mismo tema, nunca serán suficientes. ¿Por qué? Pues porque cada escritor tiene su particular manera de contar los hechos y su particular forma de enfocarlos. Y es única e irrepetible como el mismo autor.

La autora lo hace desde el humor más tierno sin escatimar, eso sí, la crudeza cuando es imprescindible. Una de los rasgos que más destacan en la novela es el profundo conocimiento de la cultura y el arte de Grecia. La autora ha sabido contagiarnos su entusiasmo por un país y una civilización que fueron pioneros en el Mediterráneo antiguo.

Su historia, y sobre todo su mitología, que siempre nos ha resultado atractiva, son aquí el marco donde la autora, a través del aedo Crisanto, nos pone en antecedentes de lo que ocurrió en la mítica Guerra de Troya, y lo que iba a ocurrir cuando los Pueblos del Mar entraran en escena…

Aquí encontraréis todos los elementos que definen un best-seller. Yo, que he tenido el honor de tener el manuscrito en las manos, os aseguro que este libro merece encontrarse entre los mejores.

sábado, 5 de septiembre de 2009

Crepúsculo. Stephenie Meyer


Al comienzo de abrir este blog ya subí un post a propósito de esta novela. Fue por la época en que se estrenó la película. Ahora puedo decir que la he leído... Aunque no puedo decir que me haya gustado mucho.
La novela es buena, está bien escrita, y los personajes se hacen querer, sobre todo Bella. Pero admito que a mí los vampiros no me van; no creo en historias de vampiros como no creo en la ciencia ficción, por lo tanto me fue muy difícil identificarme con las situaciones, al contrario que me ha sucedido con otras novelas.
Hay que reconocer que desde el punto de vista romántico (la historia de amor entre Edward y Bella) está muy lograda. El mayor mérito, a mi entender, es la facilidad que tiene Bella para conectar con las lectoras, con "a". Porque es un personaje natural, sin ningún artificio. Porque no se cree su papel de "heroína" y por momentos, por su torpeza y su habilidad para meterse en líos, te hace recordar a la querida Bridget.
Así que la lectura ha sido interesante. Meyer, como Rowling hizo anteriormente, ha sabido mezclar realidad y fantasía de un modo natural y magistral, para que incluso los escépticos disfrutemos con esta historia de amor.

miércoles, 2 de septiembre de 2009

El Legado. Blanca Miosi

Hola de nuevo, blogueros... Llega septiembre y las ganas de trabajar un poco. Esta vez os traigo buenas noticias. Este año las librerías se han visto -yo lo he visto con mis propios ojos- inundadas de novedades "históricas". Y casi todo lo que he visto pinta muy bien. Pero, claro, hasta que no coges el libro en cuestión y empiezas a pasar hojas no vas viendo quién saber hacer novela histórica y quién se limita a intentarlo. Porque escribir, escribimos muchos, pero escribir bien sólo unos pocos. Y ahí llego al meollo del tema que me ocupa hoy. Una gran historia, un gran tema, un grandísimo (y malísimo al decir de muchos) personaje, y una gran narradora. La historia: El Legado; el tema: el nazismo, aunque, a decir verdad, hay muchos sub-temas de lo más interesante. El personaje: Hitler. Y la narradora: Blanca Miosi, en estado de gracia.
Como a estas alturas, y como devoradora compulsiva de libros que soy desde hace más de 30 años, ya desespero de que alguien venga y me sorprenda, he aprendido a disfrutar con las pequeñas cosas, los pequeños detalles, las pequeñas delicias que puede ofrecer una novela. Y ésta me ofrece muchos detalles deliciosos.
Podría haberse quedado en otra novela más sobre el nazismo, el holocausto y la guerra. Pero Blanca va más allá y construye una historia exquisita, una memorable saga familiar donde cada personaje te hace estremecer con sus personalísimas vivencias. No se queda en Alemania, sino que explora otros lugares, otros tiempos más allá del fin de la guerra y el "supuesto" suicidio de Hitler.
Historias como la de Albert, Sophia, Oliver o Justine hacen que reflexionemos sobre el eterno tema del propósito del ser humano. ¿Para qué estamos aquí y qué queremos ser? Hay un elemento esotérico, o mágico o escatológico, no sé muy bien definirlo, que envuelve toda la novela de la mano de Erik Hanussen, una reflexión sobre el poder y lo que somos capaces de sacrificar para conseguirlo. Hasta dónde somos capaces de llegar...
Una lectura de lo más recomendable; un trabajo delicado y a la vez sencillo, con un lenguaje claro y asequible a todos los públicos. Una de las mejores lecturas de este verano que ya se nos ha ido...

martes, 1 de septiembre de 2009

Amaneceres Cautivos. Nieves Hidalgo


Bueno, mi niña, sí, sí, te lo digo a ti, Nieves, que sé que me vas a leer, jajaja. Ya era hora de que te hiciera la crítica muy poco crítica -al menos en sentido negativo- de tu última novela publicada. De entrada, ya sabes que fui a comprarla con muchísima ilusión, porque ya la portada sugería emociones profundas y un viaje en el tiempo más que bienvenido. Este siglo XXI tiene muy poco romanticismo, con tanta globalización y tanto estrés laboral. Así que un viaje hasta la España del siglo XVI prometía mucho. Ah, por fin encontré al gay perdido... jajaja. La protagonista, para mi gusto, demasiado blandengue. En estos casos, yo suelo inclinarme por los "actores de reparto", y en este caso concreto por esa Elena, amiga de Marina. Un personaje a tener muy en cuenta, por la chispa y el humor que aporta a toda la historia. Sabes que sin ella la historia no hubiera sido ni la mitad de divertida. El hombre, o sea: EL HOMBRE, ese conde de Osorno, genial, maravilloso; como todas y todos nos imaginamos a un auténtico héroe de leyenda. Como siempre, aciertas de pleno con el personaje masculino. ¿Y qué decir de la mala malísima? Con cuñadas así, yo prefiero que mi hermano sea gay, y mi marido, hijo único. Maravillosamente retratada, que dan ganas de vomitar, en serio. Y lo malo es que hay gente así por el mundo, todavía. ¡Qué poco hemos cambiado! Digo, la humanidad en general...

Del título, que me sonaba rarito hasta que leí el poema. Y ahí lo entendí todo. Y de hecho, fue el poema el último impulso que necesitaba para zambullirme de cuerpo entero en la historia.

De la ambientación no diré mucho para no repetirme más que el ajo. Que está estupenda, que se nota que te has documentado a fondo sobre el tema, y que haces que resulte interesante hasta para mí, que de historia española estoy más pez que un besugo. Enhorabuena.

Por último, recomendarlo a los pocos, poquísimos despistadillos que aún no conocen a esta gran mujer. Recordarles que tiene muchas más historias en la cabeza, cada una mejor que la anterior. Y declarar desde este, mi modesto blog, que soy fan TOTAL de ella.

Pero sigue gustándome más Lo que dure la eternidad...

Y estoy escribiendo este post fuera de casa y sin la novela al lado. O sea, que lo digo todo de memoria. Que si me equivoco en algo, mil perdones.

Portada de la novela


miércoles, 26 de agosto de 2009

Consejos y reflexiones para una vida sana

1. Ten en cuenta que el gran amor y los grandes logros requieren grandes riesgos.
2. Cuando pierdes, no pierdes la lección.
3. Sigue las tres R: respeto a ti mismo, respeto para los otros y responsabilidad sobre todas tus acciones.
4. Recuerda que no conseguir lo que quieres a veces significa un maravilloso golpe de suerte.
5. Aprende las reglas, así sabrás cómo romperlas apropiadamente!!!!
6. No permitas que una pequeña disputa destroce una gran amistad.
7. Cuando creas que has cometido un error, haz algo inmediatamente para corregirlo.
8. Ocupa algo de tiempo cada día en estar solo.
9. Abre tus brazos al cambio, pero no te olvides de tus valores.
10. Recuerda que a veces el silencio es la mejor respuesta.
11. Vive una buena y honorable vida, así cuando seas mayor y mires atrás podrás disfrutarla por segunda vez.
12. Una atmósfera amorosa en tu casa es el cimiento para tu vida.
13. En discusiones con alguien querido, ocúpate sólo de la situación actual, no saques a relucir el pasado.
14. Comparte tu conocimiento, es la mejor manera de conseguir la inmortalidad.
15. Sé considerado con la Tierra.
16. Una vez al año ve a algún lugar en el que nunca hayas estado antes.
17. Recuerda que la mejor relación es aquella en la que el amor por cada uno excede la necesidad por el otro.
18. Juzga tu éxito según lo que hayas sacrificado para conseguirlo.
19. Acércate al amor y a la cocina con osada entrega.
Esto me lo pasó una amiga muy querida y ahora he querido compartirlo con todos vosotros.
Gracias x seguirme cada día.

lunes, 27 de julio de 2009

Lo que dure la eternidad. Nieves Hidalgo


El año: 2004.

El lugar: el castillo de Killmarnock, una imponente joya medieval que se levanta en las suaves y verdes colinas de Irlanda.

Los protagonistas: Cristina Ríos, una joven experta española contratada para valorar las obras de arte que contiene. Y Dargo Killmar, el más antiguo habitante del castillo, que sin embargo sigue siendo un hombre joven, fuerte y endiabladamente atractivo… claro, porque es un fantasma, que vaga desde hace cuatrocientos años por las enormes estancias en busca de una reliquia que lo liberará de la maldición que pesa sobre él. Un fantasma que para Cristina es sólo una leyenda, hasta que…

Pero os invitamos a leer y disfrutar de la historia: una historia colmada de aventuras, pasión, ternura y humor. Nieves Hidalgo ha logrado imprimir en su primera novela un estilo sumamente ágil y fresco que sorprenderá a las lectoras, que cerrarán el libro con una sonrisa y ansiarán leer el siguiente de esta autora española, ella misma ávida lectora de novelas románticas.
Hacía muchos años que no leía novelas románticas. De la mano de Arlette y su web empecé a contactar con autoras de este género. Hoy, después de seis meses, sólo puedo decir: Gracias. Y lo digo aquí y no en otro post cualquiera, porque ésta es, de todas las novelas románticas que he leído hasta hoy, (más de cien, creo...) la más hermosa y tierna de todas. Un verdadero descubrimiento que por poco no me pierdo. Os cuento: hace un par o tres de meses estaba en la Casa del Libro ojeando novelas, y vi esta, pero pasé un detalle por alto. O no lei bien, o no reparé en una palabra: Irlanda. Si hay un lugar al que le tenga casi tanto cariño como a Inglaterra, es Irlanda. Lo dicho, no lo vi, no lo leí, o estaba tan espesa que no le hice caso. Resultado: cuando volví a buscarlo, ya no estaba. Me ocurre a menudo.
Había leído ya "Orgullo sajón", otra de las deliciosas novelas de Nieves, y estaba esperando a que saliera "Amaneceres Cautivos"... Y yo sin encontrar "Lo que dure la eternidad". Así que cuando acabé mi lío de exámenes fui a buscarla de nuevo. Como no la vi, decidí encargarla; me la pidieron y a las dos semanas la tenía en mis manos. La agarré y en dos noches, sí, de nuevo 2 noches, me la devoré. Ñam, ñam... Ni corta ni larga. Con un ritmo muy fácil de seguir, y una protagonista adorable, ¡¡¡esta vez, niña mía, sí que la has bordado!!! Y con un nombre que tiene un polvo... Oooooh... Qué pena que sólo exista en el libro, ¡y encima sea un fantasma!
Lo mejor de las novelas románticas son los hombres... Definitivamente; la pena, que cuando cierras el libro, el hombre se queda ahí, y es inasequible. Por eso yo, de tanto en tanto, vuelvo a releer mis novelas preferidas, para volver a encontrarme con esos "monumentos", ¿no os pasa a vosotras también?
El principio es casi más emocionante que el final. No te perdono, Nieves, que me hagas llorar antes de llegar a la mitad del libro, de hecho, antes de llegar al primer capítulo. Echo a faltar a la amiga "del alma", yo le hubiera dado más protagonismo, me la "hubiera llevado" a Irlanda y que montara la gorda... Hubiera sido muy divertido, jajaja. Se veía un personaje atractivo y merecía tener más papel. El malo es muy malo, ¡¡me encanta!!; yo lo descubrí cuando habló de Hibernia... Ahí supe que el tipo no era lo que parecía...
Y el final es precioso, te deja un regusto delicioso en la boca: a bombón praliné. Mmmm...
La recomiendo a todo el mundo, sin excepción. ¡¡Yo también quiero un fantasma para mí!!

Nadie como tú. Anna Casanovas



Ágata Martí tiene veintiséis años, un trabajo mal pagado y vive sola en un apartamento en Barcelona. Una mañana de invierno, poco después de Navidad, decide que ha llegado el momento de replantearse su vida… Y la idea que ha tenido Guillermo, su hermano mayor, de que vaya a trabajar a Londres no es del todo descabellada.

Gabriel Trevelyan, hoy reputado periodista en Londres, solía refugiarse en casa de Guillermo Martí en los momentos difíciles de su infancia. Por eso, cuando su amigo le llama pidiéndole un favor muy especial es incapaz de decirle que no.

Ágata y Gabriel vuelven a encontrarse después de trece años y ambos se dan cuenta de que las cosas no han cambiado entre ellos. Para ella nunca ha habido nadie como Gabriel, el chico que la besó por primera vez. Para él nunca ha habido nadie como Ágata, la única chica capaz de llegarle al alma… No obstante, Gabriel no confía en el amor y Ágata no está dispuesta a conformarse con menos.

En la línea de Marian Keyes y Cecelia Ahern, Anna nos presenta una deliciosa novela que cuenta con los ingredientes necesarios para hacerse indispensable en la biblioteca de cualquier lectora romántica.

Es actual, vibrante, tierna y llena de humor y de sentimiento. Ambientada a caballo entre Barcelona y Londres, cuando la vi pensé: ¡Dios, parece que esté pensada para mí! La empatía con los personajes, con todos y cada uno de ellos, desde los protagonistas a los "extras" es instantánea; conectas en seguida con sus inquietudes y sus problemas porque son los tuyos.

Anna ha conseguido con esta, su primera novela, situarse en un lugar de honor de la novela contemporánea hecha en España... de la que apenas había representantes hasta su aparición. Para colmo, y para no dejar en ascuas a su legión de fans, nos ha escrito la continuación: A fuego lento, que también podéis encontrar en vuestra librería habitual o en los grandes almacenes. También sé que está preparando otra novela en la misma línea y con personajes conocidos por los lectores de estas dos "joyas" románticas.

¡Enhorabuena, Anna!

London. Edward Rutherfurd






London es una invitación a recorrer 2000 años de historia de la emblemática ciudad de Londres. En una tarea similar a la del arqueólogo, Rutherfurd observa las capas de tiempo que se han ido sedimentando en las tierras de Londres, abre una ventana al pasado y nos desvela los acontecimientos que han definido la historia de la ciudad.
Julius, joven acuñador de monedas romano; Dame Barnikel, al frente de una taberna frecuentada por Chaucer; Edmund Meredith, actor del shakesperiano Globe Theatre; o Lucy, mujer que parece salida de la pluma de Dickens, forman parte del rico entramado de personajes que crea Rutherfurd.
De su mano, nos adentramos en el corazón de una ciudad en permanente desarrollo y se nos transmite el movimiento y color de cada periodo… Una evolución constante que se refleja en el fluir eterno del río Támesis, símbolo del paso inexorable del tiempo.


Edward Rutherfurd. London
Edward Rutherfurd. London. Traducción de Camila Batlles. Ediciones B. Barcelona, 1998. 1.135 páginas. 3.500 pesetas.


Londres o las ciudades inventadas


Londres ha sido escenario de invenciones literarias desde que en el siglo XIV Geoffrey Chaucer decidió que un grupo de peregrinos parlanchines iniciara allí su viaje hacia la tumba de Thomas Becket en Los cuentos de Canterbury. Pero fue en el XIX cuando Dickens concibió Londres como la perfecta metáfora urbana de un mundo en efervescente transformación. Siendo Dickens el autor más popular de su siglo, no es de extrañar que la ciudad se erigiera en un universo simbólico, en un personaje literario de primer orden, con una combinación espectacular de caos y orden, de dinero y pobreza, de luz y sordidez. Ese cúmulo de contrastes sirvió a Stevenson para acentuar la dualidad del alma humana en Dr Jeckyll y Mr Hyde; su creación ayudó a establecer la atractiva esquizofrenia de una ciudad única: extremadamente educada y respetable de día pero peligrosa, casi siniestra de noche. Cada vez que un autor metía Londres en su obra, le quitaba un trozo de realidad para añadirselo de ficción, hasta el punto de que ahora quizá sea una capital totalmente inventada. ¿Es Bloomsbury el barrio que vemos alrededor del Museo Británico o es el plano de ese sueño de modernidad y tolerancia leído en Virginia Woolf, Edward Morgan Foster o D. H. Lawrence? Pero sí Bloomsbury quedó "inventado" para siempre por un grupo de escritores entonces de vanguardia, hay otros barrios que evolucionan al mismo ritmo que las novelas que los describen. El Soho fue barato y sombrío para las aventuras del padre Brown, el cura-detective de Chesterton, y las mismas calles que fueron recorridas por la encarnación del mal que representó el doctor Fu Manchú, de Sax Rohmer, se pusieron al día en la reciente y espléndida novela de Timothy Mo, Agridulce, en la que una familia china trata de integrarse en la vida inglesa bajo la sombra amenazante de las triadas o mafias; pero el Soho no quiere ser decorado criminal y se vuelve alegre y promiscuo en los noventa con los avatares sentimentales de cuatro chicos de mucho gimnasio y rayos uva en la última obra de Allan Hollinghurst, The spell (El hechizo). Este autor ya había paseado por el señorial barrio de Chelsea en La biblioteca de la piscina, al igual que los elegantes y solitarios personajes de clase alta que aparecen en las novelas de Anita Brookner, esa discípula de Henry James. Pero ha sido Hanif Kureishi quien se ha atrevido con el Londres multiracial y socialmente agitado de la periferia en El buda de los suburbios o Mi hermosa lavandería. Es otro Londres, que está siendo escrito ahora en Camdem, Bromley o Brixton, allí donde llega la última parada del metro, barrios que también exigen verse reinventados en páginas de novelista. Ahora, Edward Rutherfurd publica en España un libro de más de mil páginas al que llama London: no hay engaño, pues, ya que aquí Londres no está al servicio de la narración sino que la domina como protagonista absoluto. Todo el armazón narrativo y toda la carga ficticia han sido diseñados y desarrollados por el autor para mayor gloria de la ciudad de ciudades, a la que ve como un ser vivo en sus fases de gestación y crecimiento, en la decadencia y en la plenitud. Varias familias conducen, de forma continua o esporádica, la evolución de la ciudad desde que sólo era un poblado celta hasta los bombardeos de la segunda guerra mundial; en veinte capítulos el autor trata de conducir al lector por el Londres romano, por el vital y tabernario que vivió William Shakespeare, por el de la república de Cromwell, por el afectado y pecaminoso de la Restauración o por el puritano e industrioso de la reina Victoria. Ahora bien, este viaje tiene más de guía histórica que de novela, aunque el autor haya pretendido lo contrario; los personajes y las distintas tramas sustentan un trabajo de investigación que se sobrepone a los intentos de crear una obra de ficción. Dicho de otra manera, los abundantes datos sobre la política, los modos sociales o la vestimenta de cada periodo vienen primero y las emociones, después, lo que produce, sobre todo, una lectura totalmente recomendable para los amantes de la historia.


Juan Marín. Publicado en El País / Babelia p. 13 19/09/1998
jmheraldo@hotmail.com El País Imprimir


Os presento a mi libro de cabecera: mi biblia particular. Lo he leído 3 veces desde que lo compré en septiembre de 2000. Y como veréis, repetir de un plato tan "suculento" dos veces denota una gula digna de excomunión, ¡por lo menos!


¿Qué decir después de todo lo que se ha escrito ya? Es hermosa. Apasionante. Adictiva. Pero es, sin dudarlo un minuto, la gran novela para los anglófilos y los amantes de Londres muy en particular; es la mejor guía turística que puedas tener a mano, la que te cuenta lo que ningún guía te va a contar... Si todavía no la tienes, te recuerdo que la editorial Roca la ha reeditado en tapa dura hace poco. Es cara, sí; pero merece la pena.

Waterfallcastle. La promesa del Highlander. Arlette Geneve


Kerien McFalcon es un poderoso y valiente Laird de Las Tierras Altas que guarda un oscuro y vergonzoso secreto en su pasado. Se siente torturado por la traición y abrumado por los remordimientos. Ha sido repudiado por su padre y denigrado en sus sentimientos masculinos por la actuación de una mujer. Kerien sufre una maldición difícil de sobrellevar.

Tras la traición de la que ha sido objeto años atrás, se jura a sí mismo que jamás volverá a confiar en una mujer ni en sus pérfidas maquinaciones. Ni puede, ni desea volver a amarlas.

Cuando el rey de Escocia, Guillermo McAtholl, lo envía a él y a tres de sus hombres al reino de Castilla en busca de su hija, Kerien trata de rehuir la orden de todas las formas posibles, pero Guillermo se muestra férreo en su empeño de que traiga a su lado a su hija sana y salva en todos los sentidos. Kerien, finalmente, acepta la orden de su rey.

Su llegada a Castilla lo sumerge en una vorágine de intrigas pues el príncipe Juan desea a la castellana muerta, y ya ha mandado a sus secuaces de Toledo. Kerien descubrirá en ese viaje el poder persuasorio del amor y su incapacidad de controlar los sentimientos que le despierta la hechicera de ojos misteriosos. La batalla de sentimientos encontrados ha comenzado.
Siempre es un placer leer un libro de Arlette; si me conquistó con sus "Espinas", éste maravilloso relato ambientado en Escocia ha hecho mis delicias durante dos tardes. Y digo sólo 2 tardes porque me enganché de tal modo que no podía soltarlo, y así, hasta las 0.00h del día siguiente. Es un poquito peligroso este tipo de libros que te atrapan en una espiral de intriga: quiero más, quiero más, quiero más.
Como siempre, felicitaciones a la autora por la rigurosísima y preciosista ambientación histórica, que no tiene parangón en ninguna otra novela que haya leído hasta entonces. Gracias por haber hecho aparecer a la gran Leonor de Aquitania, uno de mis personajes femeninos históricos favoritos (después de María Tudor); por esa trama tan compleja y tan bien llevada que revela un esfuerzo que merece ser premiado y recompensado con creces.
Los personajes: deliciosos; siempre me gustan más los personajes masculinos que los femeninos en este tipo de historias. No sabría decir por qué.
Y sé que debería criticar algo... pero es que aquí, y lo siento mucho, no tengo nada negativo que criticar. Todo es sencillamente genial. Sólo me queda recomendárosla a los pocos despistadillos que aún no la tenéis.