ENAMÓRATE

ENAMÓRATE
EL DÍA 30 TENEMOS UNA CITA

martes, 29 de septiembre de 2009

Títulos


Hola blogueros, estoy hoy aquí para hacer 1 llamamiento general. Os cuento: necesito dos títulos de novela atractivos y pegadizos; uno es para una sitcom (comedia de situación) y otro es para un thriller. Todas las sugerencias serán más que bienvenidas porque voy un poquillo pillada de tiempo. Sé que me los podría inventar, por supuesto, pero me pareció más divertido proponerlo aquí. Estos títulos forman parte de la trama de mi novela actual, la cual debo acabar en tiempo muy breve ya. Los títulos elegidos saldrán en la novela, y la persona o personas que me los hayan hecho llegar figurarán con nombre y apellido en la página habitual de agradecimientos. Gracias a todos. Tenéis hasta el 10 de octubre para hacerme llegar vuestras sugerencias a través del blog o de mi muro en Facebook.

lunes, 28 de septiembre de 2009

La biblia de barro. Julia Navarro


En Roma, un hombre se confiesa: «Padre, me acuso de que voy a matar a un hombre…».

Al mismo tiempo Clara Tannenberg, una joven arqueóloga, nieta de un poderoso hombre de oscuro pasado, anuncia en el transcurso de un congreso el descubrimiento de unas tablillas que, de ser auténticas, serían la prueba científica de la existencia del patriarca Abraham: se trata de la obra de un escriba que recogió el relato del profeta sobre la creación del mundo, la confusión de las lenguas en Babel y el Diluvio Universal. Una auténtica Biblia de Barro.

Junto a un equipo de arqueólogos, poco antes del inicio de la última guerra del Golfo, Clara pondrá en marcha unas arriesgadas excavaciones que alientan a muchas personas a acabar con su vida y la de su abuelo: desde millonarios traficantes de arte hasta cuatro amigos que no desistirán hasta culminar una implacable venganza.

Tras el espectacular éxito de La Hermandad de la Sábana Santa, Julia Navarro se consagra con esta electrizante novela en la que el lector viajará hasta los tiempos bíblicos, pasando por la Europa de la Segunda Guerra Mundial, Egipto, Siria, Estados Unidos, Italia, Francia, España y el Irak de Sadam.
Lo mejor de todo: el final. Aunque no recuerdo que hubiera nada que no me gustara. La encontré sensacional de la primera página a la última. Habrá quien diga que no tiene "final feliz". Pero no habrá quien pueda decir que no tiene un final "justo".

viernes, 25 de septiembre de 2009

La Paz de Troya. Natàlia Senmartí


En 2009, «pocos» son los que recitan de memoria relatos de tiempos pasados. La cultura escrita hace siglos que desplazó a la oral al ámbito puramente infantil. Pero yo os pido que hagamos un viaje en el tiempo y retrocedamos 3.200 años de nuestra era actual. Os pido asimismo que nos traslademos a la Turquía actual donde, se dice, se hallan los restos de la antigua Troya descubiertos por Schliemann.

Porque ésta, por si no lo habéis adivinado, es una historia de troyanos. No de virus informáticos. Es la leyenda tantas veces contada, pero nunca del todo agotada, de Aquiles, Ulises, Agamenón, Príamo, Paris… y, ¡cómo no!, la bellísima Helena.

Siempre he dicho que por mucho que se publiquen y lean miles de libros sobre un mismo tema, nunca serán suficientes. ¿Por qué? Pues porque cada escritor tiene su particular manera de contar los hechos y su particular forma de enfocarlos. Y es única e irrepetible como el mismo autor.

La autora lo hace desde el humor más tierno sin escatimar, eso sí, la crudeza cuando es imprescindible. Una de los rasgos que más destacan en la novela es el profundo conocimiento de la cultura y el arte de Grecia. La autora ha sabido contagiarnos su entusiasmo por un país y una civilización que fueron pioneros en el Mediterráneo antiguo.

Su historia, y sobre todo su mitología, que siempre nos ha resultado atractiva, son aquí el marco donde la autora, a través del aedo Crisanto, nos pone en antecedentes de lo que ocurrió en la mítica Guerra de Troya, y lo que iba a ocurrir cuando los Pueblos del Mar entraran en escena…

Aquí encontraréis todos los elementos que definen un best-seller. Yo, que he tenido el honor de tener el manuscrito en las manos, os aseguro que este libro merece encontrarse entre los mejores.

sábado, 5 de septiembre de 2009

Crepúsculo. Stephenie Meyer


Al comienzo de abrir este blog ya subí un post a propósito de esta novela. Fue por la época en que se estrenó la película. Ahora puedo decir que la he leído... Aunque no puedo decir que me haya gustado mucho.
La novela es buena, está bien escrita, y los personajes se hacen querer, sobre todo Bella. Pero admito que a mí los vampiros no me van; no creo en historias de vampiros como no creo en la ciencia ficción, por lo tanto me fue muy difícil identificarme con las situaciones, al contrario que me ha sucedido con otras novelas.
Hay que reconocer que desde el punto de vista romántico (la historia de amor entre Edward y Bella) está muy lograda. El mayor mérito, a mi entender, es la facilidad que tiene Bella para conectar con las lectoras, con "a". Porque es un personaje natural, sin ningún artificio. Porque no se cree su papel de "heroína" y por momentos, por su torpeza y su habilidad para meterse en líos, te hace recordar a la querida Bridget.
Así que la lectura ha sido interesante. Meyer, como Rowling hizo anteriormente, ha sabido mezclar realidad y fantasía de un modo natural y magistral, para que incluso los escépticos disfrutemos con esta historia de amor.

miércoles, 2 de septiembre de 2009

El Legado. Blanca Miosi

Hola de nuevo, blogueros... Llega septiembre y las ganas de trabajar un poco. Esta vez os traigo buenas noticias. Este año las librerías se han visto -yo lo he visto con mis propios ojos- inundadas de novedades "históricas". Y casi todo lo que he visto pinta muy bien. Pero, claro, hasta que no coges el libro en cuestión y empiezas a pasar hojas no vas viendo quién saber hacer novela histórica y quién se limita a intentarlo. Porque escribir, escribimos muchos, pero escribir bien sólo unos pocos. Y ahí llego al meollo del tema que me ocupa hoy. Una gran historia, un gran tema, un grandísimo (y malísimo al decir de muchos) personaje, y una gran narradora. La historia: El Legado; el tema: el nazismo, aunque, a decir verdad, hay muchos sub-temas de lo más interesante. El personaje: Hitler. Y la narradora: Blanca Miosi, en estado de gracia.
Como a estas alturas, y como devoradora compulsiva de libros que soy desde hace más de 30 años, ya desespero de que alguien venga y me sorprenda, he aprendido a disfrutar con las pequeñas cosas, los pequeños detalles, las pequeñas delicias que puede ofrecer una novela. Y ésta me ofrece muchos detalles deliciosos.
Podría haberse quedado en otra novela más sobre el nazismo, el holocausto y la guerra. Pero Blanca va más allá y construye una historia exquisita, una memorable saga familiar donde cada personaje te hace estremecer con sus personalísimas vivencias. No se queda en Alemania, sino que explora otros lugares, otros tiempos más allá del fin de la guerra y el "supuesto" suicidio de Hitler.
Historias como la de Albert, Sophia, Oliver o Justine hacen que reflexionemos sobre el eterno tema del propósito del ser humano. ¿Para qué estamos aquí y qué queremos ser? Hay un elemento esotérico, o mágico o escatológico, no sé muy bien definirlo, que envuelve toda la novela de la mano de Erik Hanussen, una reflexión sobre el poder y lo que somos capaces de sacrificar para conseguirlo. Hasta dónde somos capaces de llegar...
Una lectura de lo más recomendable; un trabajo delicado y a la vez sencillo, con un lenguaje claro y asequible a todos los públicos. Una de las mejores lecturas de este verano que ya se nos ha ido...

martes, 1 de septiembre de 2009

Amaneceres Cautivos. Nieves Hidalgo


Bueno, mi niña, sí, sí, te lo digo a ti, Nieves, que sé que me vas a leer, jajaja. Ya era hora de que te hiciera la crítica muy poco crítica -al menos en sentido negativo- de tu última novela publicada. De entrada, ya sabes que fui a comprarla con muchísima ilusión, porque ya la portada sugería emociones profundas y un viaje en el tiempo más que bienvenido. Este siglo XXI tiene muy poco romanticismo, con tanta globalización y tanto estrés laboral. Así que un viaje hasta la España del siglo XVI prometía mucho. Ah, por fin encontré al gay perdido... jajaja. La protagonista, para mi gusto, demasiado blandengue. En estos casos, yo suelo inclinarme por los "actores de reparto", y en este caso concreto por esa Elena, amiga de Marina. Un personaje a tener muy en cuenta, por la chispa y el humor que aporta a toda la historia. Sabes que sin ella la historia no hubiera sido ni la mitad de divertida. El hombre, o sea: EL HOMBRE, ese conde de Osorno, genial, maravilloso; como todas y todos nos imaginamos a un auténtico héroe de leyenda. Como siempre, aciertas de pleno con el personaje masculino. ¿Y qué decir de la mala malísima? Con cuñadas así, yo prefiero que mi hermano sea gay, y mi marido, hijo único. Maravillosamente retratada, que dan ganas de vomitar, en serio. Y lo malo es que hay gente así por el mundo, todavía. ¡Qué poco hemos cambiado! Digo, la humanidad en general...

Del título, que me sonaba rarito hasta que leí el poema. Y ahí lo entendí todo. Y de hecho, fue el poema el último impulso que necesitaba para zambullirme de cuerpo entero en la historia.

De la ambientación no diré mucho para no repetirme más que el ajo. Que está estupenda, que se nota que te has documentado a fondo sobre el tema, y que haces que resulte interesante hasta para mí, que de historia española estoy más pez que un besugo. Enhorabuena.

Por último, recomendarlo a los pocos, poquísimos despistadillos que aún no conocen a esta gran mujer. Recordarles que tiene muchas más historias en la cabeza, cada una mejor que la anterior. Y declarar desde este, mi modesto blog, que soy fan TOTAL de ella.

Pero sigue gustándome más Lo que dure la eternidad...

Y estoy escribiendo este post fuera de casa y sin la novela al lado. O sea, que lo digo todo de memoria. Que si me equivoco en algo, mil perdones.

Portada de la novela