miércoles, 29 de diciembre de 2010

Luna de oriente. Nieves Hidalgo




Inglaterra, año 1800. Shylla Landless debe escapar de Mulberry Hall, dejando atrás al hombre a quien ama, para poner a salvo a su pequeña hija Christin. Años después, Christin se ha convertido en una bella joven, criada en una vida de libertad. Cuando un aristócrata intenta comprar sus favores, se burla de él sedándolo, robándole, y dejándolo desnudo en el bosque. Perseguida por ladrona, acabará en manos de unos esclavistas y en el harén del bey de Baristán.

Christin ni se imagina que allí, donde no es más que una prisionera rodeada de lujos, volverá a enfrentarse al conde de Desmond, el noble al que humilló en Inglaterra, decidido a cobrarse la ofensa de la gitana de la que quedó prendado.

La autora de Hijos de otro barro y Orgullo sajón vuelve a maravillarnos con su humor y su imaginación.

Nos encontramos probablemente ante una de las más exquisitas novelas de Nieves Hidalgo; soberbiamente construida, con unos personajes cercanos y entrañables, con toda la seducción de una ambientación oriental capaz de transportarnos a otros mundos y otras culturas de ancestral sabiduría de los cuales el lector siempre tiene oportunidad de aprender algo esencial.

Como ya es costumbre en las historias de esta inigualable autora, su heroína es una mujer de armas tomar, de esas que te desafían día tras día a llevarle la contraria o hacer algo en contra de su poderosa voluntad. Y como les ocurre a estas heroínas su vida no es vida hasta que encuentran la horma de su zapato = un hombre capaz de rendirlas a sus pies y al mismo tiempo permitirles conservar su personalidad e identidad intactas. Una pareja así sólo puede depararnos momentos maravillosos.


De la portada, ¿qué decir? Me enamoró nada más verla... No me suelen gustar mucho las historias con tintes árabes, lo reconozco sin pudor y sin corrección política, pero sabía, porque no era la primera novela que había leído de Nieves, que una historia árabe escrita por esta autora podía hacerme gozar y hacerme ver el lado más romántico de esos países. De los secundarios destacaría el personaje del padre de Shylla, y sobre todo esa gran mujer que es Corinne, siempre vigilante, al acecho, pero con buenas intenciones... muy al contrario que Lenore Highmore. No, no, de ella no hablaré porque os arruinaría la novela. Pero leed, leed y veréis cómo, una vez más, Nieves es capaz de sorprendernos con su desbordante imaginación. Yo de mayor quiero ser como ella.

LUNA DE ORIENTE
NIEVES HIDALGO. 2010
EDICIONES B/ZETA
413 PÁGINAS
ISBN: 978-84-9872-445-5

Decisiones arriesgadas. Mar Carrión


La joven periodista Megan Lewis trabaja para el Pittsburgh Enquirer en la sección de sucesos. Una noche, al volver a casa, pasa a recoger a su perra y encuentra el cadáver de Emily, su vecina, brutalmente apuñalada.

Tras el shock inicial, Megan se sobrepone y decide investigar el crimen para tratar de lograr dos objetivos: descubrir la verdad que se esconde tras el terrible asesinato, y asegurarse la plaza de redactora jefe del periódico.

Sin embargo, las cosas no resultan nada fáciles…

Derek Taylor, el policía encargado de la investigación, era también amigo personal de la víctima y está decidido a llegar hasta el fondo de la cuestión para esclarecer el asesinato. Pero mientras él investiga, una atrevida periodista no cesa de meter su naricita entrometiéndose en su trabajo, y eso no le gusta nada.

Lo que ninguno de los dos espera es encontrarse con un caso mucho más complicado de lo que parecía en un principio, que pondrá en peligro no sólo sus vidas sino incluso sus corazones.
Después de disfrutar como una enana leyendo Bajo el cielo de Montana, tenía muchísimas ganas de enganchar la nueva novela de Mar. ¿Un thriller romántico? Mmmm... a medida que iba enterándome de más cosas sobre la historia de Megan y Derek, mi curiosidad iba en alza... y al fin estalló. Menos mal que fue el día que salió a la venta, jajaja. Antes que nada, quiero pedir disculpas, mil disculpas a la autora por la tardanza de esta reseña. El libro lo leí en un par de días... así que haber tardado casi 4 meses en hacer reseña no tiene perdón de Dios.
Pero aquí me tenéis, dispuesta, por fin, a daros mi opinión sobre la nueva novela de Mar. ¿Qué puedo decir que no se haya dicho ya? Que engancha desde la primera página es algo en lo que todas las lectoras estarán de acuerdo conmigo.... que hay una trama de suspense exquisitamente construida, eso también lo sabéis. Como siempre, lo que más me gusta de Mar es su capacidad, a través de sus personajes, de hacernos vibrar de emoción. La historia de Megan es de las que te llegan al alma, hace que el corazón rebose optimismo de ver que, aunque sólo sea entre las tapas de un libro, hay mujeres de rompe y rasga capaz de todo por conseguir sus sueños.
De Derek.... bueno, no es mi tipo (afortunadamente porque mala cosa es enamorarse de 1 hombre que no existe, jajaja), pero sí es innegable que entre él y Megan hay química, ¡y vaya química! Saltan chispas cada vez que se encuentran... parece que cada cual ha encontrado la horma de su zapato. Imprescindible esa Annabelle... cuidado con las chicas buenas con cara de no haber roto un plato en la vida ¡!
Otra de las cosas que también me ha gustado mucho es reencontrarme, así, como quien no quiere la cosa, con los protagonistas de la novela anterior... Un guiño simpático que todas las lectoras agradecerán tanto como yo. No quiero desvelaros nada importante de la novela, pues quizás todavía queda alguien que no ha tenido la oportunidad de leerla. A veces me da por hacer disecciones de los personajes, pero la experiencia me ha enseñado que no debo hacerlo, no al menos en un blog público.
Si lees esto, Mar, cuando nos encontremos hablaremos tú y yo largo y tendido sobre Megan y cía. Por el momento, sólo quiero señalar un cambio y un avance significativos con respecto a tu primera novela. Sólo hay un camino, y es hacia delante. Veo que eres valiente y te atreves con todo, ¡¡y eso me encanta!! Ahora sólo queda esperar a que Senderos, tu nueva novela, vea la luz. Dime, por fi, que no tendremos que esperar mucho. Es que ya tengo mono de ti ; )

DECISIONES ARRIESGADAS
MAR CARRIÓN. 2010
LIBROS DEL ATRIL/TERCIOPELO
365 PÁGINAS
ISBN: 978-84-92617-63-0

viernes, 24 de diciembre de 2010

Casi 40rentona... y adicta al chocolate


Sí, queridos míos, como veis, ayer soplé las velas de mi 39º aniversario. Otro año más coqueteando con el desastre económico, haciendo malabarismos en la cuerda floja y deseando como agua de mayo (o de cualquier otro mes) que llegue 2011. Es éste que llega un año repleto de grandes proyectos y mayores ilusiones. Estamos cerca, muy, muy cerca de conseguir lo que nos merecemos. Yo al menos. Y sé que no soy la única. Sé que hay mucha gente en "lista de espera", aguantando el chaparrón (léase crisis), y esperando que el nuevo año traiga estabilidad y sobre todo: ganas de invertir en nuevos valores y en nuevas novelas.


Mientras tanto, en febrero empezaré Éxodo Negro y La espada de Dios. Una romántica y otra histórica... aparte tengo otros proyectos en el cajón con algunos esquemas y toda la documentación que voy recopilando aquí y allá... Y que se irán haciendo piano, piano.


Una vez más, y a riesgo de repetirme como los ajos o el chorizo, quiero daros las gracias a todos los seguidores del blog, a los visitantes ocasionales o puntuales, a los que andáis pendientes de mis hazañas y logros (y fracasos, ¡cómo no!), a los que me habéis leído ya y a los que tenéis ganas de hacerlo... A todos, MUCHÍSIMAS GRACIAS por dar vida a este blog, por darme vida a mí.

martes, 21 de diciembre de 2010

No he podido resistirme... Será que se acerca la Navidad






No, no he podido resistirme. Este fin de semana estuve liada montando el Power Point de Éxodo Negro (viendo lo mucho que os gustó el de Lealtades Enfrentadas), y me ha quedado tan lindo (a mi modo de ver) que ayer me puse y, casi como sin querer, ¡hala!, escribí la sinopsis de una tirada. Por eso, porque es Navidad, tiempo de compartir, para agradeceros a todos vuestra fidelidad al blog, y porque estoy de un ánimo más que excelente después de mi entrevista del día 15 y después de haber leído el informe de lectura, ¡¡¡por fin!!! de Lealtades Enfrentadas (muy favorable, por cierto, y ahora SÍ lo puedo certificar), me he animado a colgaros aquí, en exclusiva, la sinopsis de Éxodo Negro, mi novela romántica. Espero que os guste, que os pique el gusanillo y que cuando salga a la venta corráis a comprarla... y a leerla. Sí, claro, ya lo sé: primero tengo que escribirla antes, jajaja...
SEAMUS WILDE ha vivido toda su vida en el campo. Después de morir su esposa, Katherine, ha trabajado duramente para sacar adelante a sus dos hijos, los mellizos Jonathan y Jade. Cuando en 1845 Irlanda es devastada por la temible plaga de la patata, Seamus pierde todo lo que tenía.
Tras la muerte de su padre, los niños se ven obligados a emigrar a Inglaterra y son acogidos en casa de la hermana de su madre, Gertrude Astor, una tía solterona que los somete a una vida de privaciones y malos tratos.
Al otro lado del Océano Atlántico, en Nueva York, otros mellizos, Ravel y Owen, llevan una vida de lujos y derroches completamente distinta. Una serie de afortunadas y desafortunadas circunstancias unirá los destinos de los cuatro jóvenes, obligándolos a enfrentarse a sentimientos contradictorios...











domingo, 12 de diciembre de 2010

Romance sonámbulo. Federico García Lorca

Verde que te quiero verde.
Verde viento. Verdes ramas.
El barco sobre la mar
y el caballo en la montaña.
Con la sombra en la cintura,
ella sueña en su baranda
verde carne, pelo verde,
con ojos de fría plata.
Verde que te quiero verde.
Bajo la luna gitana,
las cosas la están mirando
y ella no puede mirarlas.

*

Verde que te quiero verde.
Grandes estrellas de escarcha,
vienen con el pez de sombra
que abre el camino del alba.
La higuera frota su viento
con la lija de sus ramas,
y el monte, gato garduño,
eriza sus pitas agrias.
¿Pero quién vendrá? ¿Y por dónde?...
Ella sigue en su baranda
verde carne, pelo verde,
soñando en la mar amarga.

*

Compadre, quiero cambiar,
mi caballo por su casa,
mi montura por su espejo,
mi cuchillo por su manta.
Compadre, vengo sangrando,
desde los puertos de Cabra.
Si yo pudiera, mocito,
este trato se cerraba.
Pero yo ya no soy yo,
ni mi casa es ya mi casa.
Compadre, quiero morir
decentemente en mi cama.
De acero, si puede ser,
con las sábanas de holanda.
¿No ves la herida que tengo
desde el pecho a la garganta?
Trescientas rosas morenas
lleva tu pechera blanca.
Tu sangre rezuma y huele
alrededor de tu faja.
Pero yo ya no soy yo.
Ni mi casa es ya mi casa.
Dejadme subir al menos
hasta las altas barandas,
¡dejadme subir!, dejadme
hasta las verdes barandas.
Barandales de la luna
por donde retumba el agua.

*

Ya suben los dos compadres
hacia las altas barandas.
Dejando un rastro de sangre.
Dejando un rastro de lágrimas.
Temblaban en los tejados
farolillos de hojalata.
Mil panderos de cristal,
herían la madrugada.

*

Verde que te quiero verde,
verde viento, verdes ramas.
Los dos compadres subieron.
El largo viento dejaba
en la boca un raro gusto
de hiel, de menta y de albahaca.
¡Compadre! ¿Dónde está, dime?
¿Dónde está tu niña amarga?
¡Cuántas veces te esperó!
¡Cuántas veces te esperara
cara fresca, negro pelo,
en esta verde baranda!

*

Sobre el rostro del aljibe,
se mecía la gitana.
Verde carne, pelo verde,
con ojos de fría plata.
Un carámbano de luna,
la sostiene sobre el agua.
La noche se puso íntima
como una pequeña plaza.
Guardias civiles borrachos,
en la puerta golpeaban.
Verde que te quiero verde.
Verde viento. Verdes ramas.
El barco sobre la mar.
Y el caballo en la montaña.

Romancero gitano [1924-1926], 1928.
A Gloria Giner y a Fernando de los Ríos.

viernes, 3 de diciembre de 2010

Madrigal apasionado. Federico García Lorca

Quisiera estar en tus labios
para apagarme en la nieve
de tus dientes.

Quisiera estar en tu pecho
para en sangre deshacerme.

Quisiera en tu cabellera
de oro soñar para siempre.

Que tu corazón se hiciera
tumba del mío doliente,

Que mi carne sea tu carne,
que mi frente sea tu frente.

Quisiera que toda mi alma
entrara en tu cuerpo breve,

Y ser yo tu pensamiento,
y ser yo tu blanca veste.

Para hacer que te enamores
de mí con pasión tan fuerte
que te consumas buscándome
sin que jamás ya me encuentres.

Para que vayas gritando
mi nombre hacia los ponientes,
preguntando por mí al agua,
bebiendo triste las hieles
que antes dejó en el camino
mi corazón al quererte.

Y yo mientras ire dentro
de tu cuerpo dulce y débil,
siendo yo, mujer, tú misma,
y estando en ti para siempre,
mientras tú en vano me buscas
desde el Oriente a Occidente,
hasta que al fin nos quemará
la llama gris de la muerte.

Poesía inédita de juventud [1917-1920], 1994.

miércoles, 1 de diciembre de 2010

Cumplimos 2 añitos

Gracias a todos por haberme acompañado a lo largo de estos 24 meses. Ha sido maravilloso poder compartir con vosotros todas mis andanzas. Espero que el próximo año nos volvamos a reunir con buenas noticias y mejores perspectivas y los ánimos por las nubes.
Para celebrarlo debidamente os dejo el link del blog de nuestra nueva agencia literaria: ALma de Tinta. Aún está recién nacido, pero ya es tan vuestro como mío, y sois todos bienvenidos.