martes, 9 de marzo de 2010

Hijos de Heracles. Teo Palacios


La muerte del rey Teleclo, durante un festival en honor de Ártemis, desencadenó en el 735 a.C. una oleada de guerras devastadoras entre Mesenia y Esparta, que se prolongaría durante casi ochenta años.
Esparta inició entonces una etapa de esplendor social y cultural que la llevó a ser una de las ciudades más respetadas y temidas de su tiempo. Sin embargo, durante los reinados de Teopompo y Anaxándridas, mientras entre los habitantes de la polis se suceden las rebeliones y la familia real se desmorona trágicamente, el pueblo espartano se transformará, pasando a estar dominado por la formación militar, la austeridad y la dureza, de tal modo que incluso en nuestros días sigue siendo un referente.

En una espectacular novela que equilibra con extraordinaria solidez el fresco histórico, el relato de intrigas palaciegas y la novela de ideas, Teo Palacios nos ofrece una obra estremecedora en la que narra de modo magistral desde las batallas más multitudinarias a las escenas más intimistas, desde las luchas encarnizadas hasta los refinados debates de ideas, y todo ello en una prosa que brilla por su poderosa capacidad evocadora.

Por fin, la novela definitiva sobre una cultura fascinante.
Confieso que tenía muchas dudas a la hora de comprar esta novela; me habían hablado muy bien de ella, es verdad, pero tenía mis propios recelos. Pero siempre he dicho que si quieres criticar algo, primero debes conocerlo... en este caso: leerlo.
Y a eso fui. Me llevé una grata sorpresa porque, como historiadora, he comprobado que la novela tiene rigor histórico. Habrá quien diga que por supuesto, que si la ha editado Edhasa, tiene que tenerlo. Demasiado ha visto una servidora para fiarse de las apariencias, demasiados bluffs literarios, demasiadas cosas que están y no deberían estar... y viceversa.
Es más, apuntaría que tiene "demasiado" rigor histórico; lo cual me lleva a aquel famoso dicho: "disculpa no pedida, acusación manifiesta". Para mí gusto, y a pesar de todos sus méritos, hay detrás de cada línea una insultante intención didáctica que un helenista que escribiera o hablara sobre la antigua Grecia no tendría nunca porque nada tiene que demostrarle a nadie.
Lo he dicho siempre: una novela tiene que ser una historia simple y sencilla que llegue al corazón de la gente, no puede ser un manual de nada, ni dar en ningún momento la sensación de que el autor está por encima del lector, de que es más inteligente que él. El autor está siempre al servicio del lector y nunca al revés. Las explicaciones de todo tipo que trufan la novela (y que no siempre están en boca de los personajes de la historia) son a mi gusto excesivas.
Parto de la idea de quien compra un libro sobre la antigua Grecia es porque le interesa el tema, y ya ha leído otros libros antes que este. Mi experiencia es esa. Yo he leído -por placer y por obligación- mucho sobre Esparta... ay, ¡y tanto que sí! No me ha dicho nada que no supiera ya; así que me ha tocado pasar por encima de todas las explicaciones "didácticas" y centrarme en la historia de los personajes como seres únicos e irrepetibles. Porque cuando se trata de novelas históricas donde quien más quien menos conocemos los hechos, lo que importa son los personajes en su aspecto más intimista, ése que no ofrecen los anales de la historia.
Dejando de lado ese aspecto, el autor ha tenido el acierto de presentar personajes entrañables a los que yo hubiera hecho hablar más, más diálogos, más narración en boca de Arquidamo y menos en boca del narrador que, a menos que tenga nombre y apellidos (y en algunas novelas los tienen), siempre se tiende a asociar al autor de la obra.
En conjunto, es una obra exquisita en cuanto a concepción, escritura y estilo... pero le falta alma y frescura; se esfuerza tanto por explicarnos la historia, vida y costumbres de Esparta que se olvida de divertirnos, de alegrarnos el corazón.

HIJOS DE HERACLES
TEO PALACIOS. 2010
EDHASA
319 PÁGINAS
I.S.B.N: 978-84-350-6208-4

Falsas apariencias. Noelia Amarillo

¿Qué pasaría si C3PO y Drácula se conocieran? ¿Y si se sintieran atraídos sexualmente? ¿Sería sexo intergaláctico, robótico o vampírico?

Luka lleva un día de perros, se ha quedado sin gasolina y ha tenido que dar un largo y “agradable” paseo (con tacones, sobre la carretera desconchada, malhumorada) hasta la gasolinera. Para colmo de males allí se encuentra con un tipo graciosillo que presencia divertido cómo ella acaba tirada en el suelo lleno de “fluidos insanos” del aseo. ¡Qué tipo más majo!

Más tarde, Luka, ya recuperada se presenta en la fiesta de Halloween de su barrio disfrazada de C3PO dispuesta a pasárselo bien. Todo va sobre la seda hasta que se presenta un tal “Drácula” que no es otro que el tipejo graciosillo del aseo… Luka se propone odiarlo, pero el tipejo despliega todo su encanto, y resulta que ya no es ni tipejo ni graciosillo, sino una persona encantadora y estupenda… y además, es que está más bueno que un queso.

Qué se le va a hacer… bajo las placas de metal de su disfraz hay carne, y la carne es débil, ¿no?
Alguien me dijo una vez que una de mis novelas era muy erótica, muy "subida de tono". Jajaja... Desde luego no había leído Falsas apariencias. El erotismo es algo que destaca, y mucho, en la novela de Noe. Pero quien se quede ahí se pierde mucho, y se pierde lo mejor.
Porque la historia de Alex y Luka (divertido diminutivo para Pilar, ¡nunca se me hubiera ocurrido!) va más allá de sus retozos en la cama (o en cualquier otro lugar que se preste ; )). Es una historia preciosa con todo lo que el lector busca y espera encontrar cuando abre un libro cualquiera. Y sobre todo una novela de amor.
Lo mejor: esas maravillosas secundarias: Clara, Lara y Laura (no, no son cantantes de un grupo de rock... son mascotas), que son capaces de enternecer al mismísimo Alex, que al principio se nos muestra un poquito zoófobo. Pero no es tonto el chico, ¡qué va! De tonto no tiene un pelo; por lo menos es lo bastante inteligente como para deducir que o se lleva bien con las "niñas" o lo tiene muy negro con Luka.
La verdad es que este libro ha despertado muchas emociones en mí... me ha hecho sufrir mucho, por ejemplo, cuando Alex está leyendo el diario y temes que de un momento a otro Luka lo enganche y todo acabe peor que mal... Momentos en que me he reído a carcajadas, con las payasadas de Dani; adoro a Noe por presentarnos un gay sin tópicos trasnochados... Momentos en que me he cabreado muy en serio con Enar, por ese modo de evadir la realidad, meterse en esas mierdas y luego ir de víctima, como si los demás no tuvieran sus propios malos rollos, empezando por la misma Luka, que bastante problema tenía viviendo y jodiendo con el capullo ése... La pobre ahijada de Luka, una muchachita que a pesar de todo lo que ha vivido, aún sabe cómo sonreírle a la vida (muchos conozco yo que están amargados sin apenas motivos), y por último, sí, esas escenitas de sexo caliente, caliente... que hace que te plantees, en plena borrasca fría, una ducha helada que te baje las calenturas, jajaja ; )
Y sí, como a muchas les ha ocurrido, yo también me he quedado con ganas de saber qué mal rollo había entre Ruth y Marcos... y el que no me lo contara me cabreó mucho. Porque yo no sabía que Noe tenía pensada una secuela... Yo sólo veía que había un cabo suelto que debia quedar atado y bien atado. Así que ya sabes, Noe: a ponerte ya a contarnos qué leches pasa con ese par, que estamos en ascuas.

FALSAS APARIENCIAS
NOELIA AMARILLO. 2010
RACHEL/EL TERCER NOMBRE
461 PÁGINAS
I.S.B.N: 978-84-96693-91-3

Cambio mi vida por la tuya. Jane Green


¿Verdad que siempre soñamos con lo que no tenemos? La soltera independiente sueña con el marido ideal y con niños monísimos y encantadores. La madre de niños pequeños añora la independencia y libertad de su amiga soltera: ¡lo que daría por tener un fin de semana íntegramente para ella! Levantarse muy tarde, ir de compras (sin niños), de copas (con amigos), lo que sea… ¡pero sin familia!

Ahora bien, si pudieras intercambiar tu vida con otra durante unas semanas, ¿lo harías?

Vicky Townsley, directora de una revista femenina, quiere probarlo y escribir un artículo con su experiencia. Ella se instalará en Connecticut en una casa con niños y marido (muy guapo) y la propietaria de tantas maravillas, pero cansada de ser ama de casa y con muchas ganas de libertad, se irá a Londres para ocupar su lugar en la revista.

Ambas no van a tardar en descubrir algo: que nada es tan maravilloso como se imagina…


CAMBIO MI VIDA POR LA TUYA
JANE GREEN. 2005
EDITORIAL PLAZA & JANÉS
376 PÁGINAS
ISBN: 978-84-01-31590-9