ENAMÓRATE

ENAMÓRATE
EL DÍA 30 TENEMOS UNA CITA

lunes, 18 de julio de 2011

Senderos. Mar Carrión





La vida de Erin Mathews no es nada fácil. Tiene un padre tirano y egocéntrico que jamás le demostró una pizca de cariño y un trabajo que no odia, pero que tampoco es lo que ella había soñado.

El piloto Jesse James Gardner lo ha perdido todo, incluida la licencia de vuelo, que es su medio de subsistencia. El responsable es Wayne Mathews, el padre de Erin. Así que cuando Erin se presenta en su casa, no puede sino aprovechar la ocasión para tirar de los hilos y manejarla como una marioneta con el fin de descubrir la razón de su despido y la pérdida de su licencia.

Desde luego lo que ninguno de los dos espera es que sus senderos acaben cruzándose. ¿Qué es lo que está surgiendo entre ellos, aparte de la admiración por la integridad del otro? Jesse, no obstante, tiene que averiguar la verdad; tiene que presionar a Erin hasta confirmar que ella siempre ha estado al margen de lo que se cocía en la empresa de su padre y poder andar el camino de la mano de quien menos imaginó. Y es que la vida, a veces, te muestra senderos que jamás pensaste que recorrerías.

Premios DAMA 2010
Finalista Mejor autora española
Finalista Mejor novela de suspense con Decisiones arriesgadas.

Cada vez que empiezo una nueva novela de Mar lo hago casi casi con los ojos cerrados... tengo tanta confianza en su talento narrativo que antes de acabar el primer capítulo ya sé que me va a emocionar. Pues esta vez no ha sido diferente, aunque sí mejor, como debe ser.


Digo "como debe ser" porque la lógica y el curso natural de las cosas humanas obliga a que con cada nueva novela que escribimos aprendamos y mejoremos más. Y no hay duda de que con la historia de Erin (¡¡¡me encanta ese nombre!!!) y Jesse, Mar ha conseguido avanzar un paso más en el largo camino de la perfección en cuanto a contar historias se refiere. Una ambientación exquisita, unos diálogos frescos, llenos de ternura, humanos al 200%, que te hacen sentir partícipe de la trama. No lo veis, pero se me está poniendo la piel de gallina, y es que cuando recuerdo a todos los personajes de Senderos, mmm, los siento tan cercanos como si fueran mi misma familia.


Ya lo dije, o eso creo recordar, cuando hice la reseña de Bajo el cielo de Montana; Mar ambienta sus historias en Estados Unidos, y sin embargo nunca es la típica "americanada", porque la visión de Mar es otra: personalísima, genial. Me tiene enganchada; los que ya la habéis leído, coincidiréis conmigo en que después de apenas 1 par de párrafos, y ¡hala!, ya no puedes parar de leer. Creedme: me he autodisciplinado una barbaridad para alargarla hasta 10 días. Si hubiera estado sola en casa, probablemente, me hubiera quedado toda la noche sin dormir para leérmela de 1 sentada. Después de esta tercera novela, puedo decirlo más alto pero no más claro: YO, DE MAYOR, QUIERO SER COMO MAR.


Pegas???? Mmmm... la única que he encontrado es que he tenido que recurrir a los kleenex, pero creo que eso es culpa mía y no suya. En cualquier caso, su capacidad para enternecer a las lectoras de Romántica es un mérito, nunca una falta. Ésa, y el hecho de que los personajes se queden entre las páginas de un libro; ¡qué no daría yo por poner un Jesse James en mi vida! ¿y vosotras?


En cuanto a los secundarios, debo alabar una vez más la magnífica descripción psicológica de Alice y Maddie, las hermanas de los protagonistas... aunque nos quedamos sin saber qué pasó exactamente con el novio de Alice, y a Maddie no la emparejamos ni a la de tres. Una pena porque es un personaje adorable.


Detalles curiosos: la afición de Erin por los sucesos paranormales. Y el nombre del barco de Jesse, ¿casualidad? ¿destino?... Y una sorpresa al final... de esas que te hacen la boca agua XD


En conjunto, una obra que deleitará a todos los amantes de la novela Romántica, y ¿por qué no?, a todos los amantes de la buena literatura en general. Me he dirigido especialmente al género femenino al hacer esta reseña, porque lo cierto es que aunque algunos hombres en los últimos años se han destapado y han reconocido que leen (por gusto y no por compromiso) historias de amor... aún son muy pocos. Imagino que es producto de la educación, de la crianza, de ciertos tópicos enseñados y aprendidos a lo largo de innumerables generaciones; se va cambiando el chip, pero el proceso aún es muy lento y los buenos resultados, escasos. Deberemos diseñar una campaña de marketing especial para atraer a nosotras a ese público recalcitrante que se nos resiste sin piedad. Esta novela podría ser una buenísima oportunidad para que algunos de nuestros "machos" descubriera el poder terapéutico de las emociones.

SENDEROS
MAR CARRIÓN. 2011
TERCIOPELO
395 PÁGINAS
ISBN: 978-84-92617-92-0

viernes, 8 de julio de 2011

El ángel negro. Nieves Hidalgo



En el invierno de 1667, Miguel de Torres y su hermano Diego son acusados de alta traición y condenados a destierro perpetuo.

Mientras intentan rehacer su vida en Maracaibo, el pirata Morgan los captura y los vende como esclavos en el mercado de Port Royal.

Por su parte, Kelly Colbert debe cumplir con el castigo de viajar a Jamaica por haberse negado a aceptar un matrimonio pactado. En “Promise”, la hacienda de su tío, tendrá que luchar contra las normas de aquella sociedad, el desprecio que le provoca la esclavitud y, sobre todo, contra la atracción que en ella despierta Miguel, el arrogante esclavo español.

Miguel consigue escapar de Port Royal y se enrola en el barco de unos corsarios franceses. Amargado y vengativo, jura hacer pagar a los ingleses todo lo que les han hecho pasar a él y a su hermano. Y cuando el barco en el que Kelly regresa a Inglaterra cae en sus garras, encuentra a la víctima perfecta para dar rienda suelta a su sed de venganza.

Miguel cuenta con dinero, poder y un arraigado rencor… Pero no tiene en cuenta que el amor y la pasión son un arma mucho más poderosa que el odio.

Después de 8 o 9 semanas de inactividad casi forzosa, y en plena canícula, con unos calores horrorosos y muy poquitas ganas de hacer nada, ni siquiera aquello que más me gusta, que es escribir acerca de los libros que me han ido emocionando a lo largo del año —y este 2011 son multitud—, hoy os presento una de piratas (y no sale Penélope Cruz!!!). Pero no una de piratas cualquiera, no; cuando hablamos de Nieves, ya sabéis que hablamos de una fuera de serie, no importa qué palo toque o a dónde nos lleve con sus inolvidables personajes.

Y en esta ocasión nos lleva al Caribe de la mano de Miguel y Diego de Torres, dos hermanos que han sido injustamente acusados de traicionar a la patria —España— y son desterrados a una colonia al otro lado del Atlántico. Cuando parecía que ambos hermanos habían conseguido rehacer su vida en Maracaibo… la desgracia les golpea de nuevo y son obligados a marchar a Jamaica… esta vez en condición de esclavos. A partir de ahí ya no os cuento nada más, que me han dicho que decir más de la cuenta me convierte en algo tan feo y vilipendiado como un spoiler, y Dios nos libre de tal acusación.

¿Por qué leer esta novela antes que cualquier otra historia de piratas similar? Porque Nieves, con su exquisita y ágil prosa, apta para todos los públicos, consigue hacernos soñar, a través de algo tan difícil y encomiable como transmitirnos todo lo que llevan dentro los personajes, los hace de carne y hueso, saltan del papel y se cuelan en tu corazón sin que apenas te des cuenta; tú cierras los ojos y ves a Miguel, a Diego, a Kelly; a su tío y a su primo —los malos malísimos de la “peli”—; ves a los corsarios franceses… en fin, a todos los que participan de este milagro novelesco que es El ángel negro.

Pero no sólo eso… también dota de una extraordinaria personalidad, e incluso un cierto y discutido carisma, a los antagonistas de la historia. Y nos hace pensar, porque esta mujer nunca se conforma con una simple historia de amor; va mucho más allá. En esta novela en particular nos presenta una cuestión a debate: la esclavitud; tema peliagudo que muchos otros antes han tratado en innumerables obras. Pero ella lo hace desde una perspectiva personalísima que te acerca increíblemente a aquellos días en que, cualquier desheredado, criminal o “ser inferior” podía muy fácilmente acabar sus días como esclavo en cualquiera de las numerosas y riquísimas plantaciones del Caribe. Azúcar o café con un inconfundible y amargo sabor a sangre. Y os aseguro que aquí la sangre corre… y en abundancia.

Y sí, sí, sí, la historia de amor de Miguel y Kelly. No me olvido de eso, no. Y siempre me pregunto por qué les resulta tan Romántico a las autoras de Romántica juntar a inglesas y españoles y españolas e ingleses. ¿Alguien me resuelve esta duda existencial que me tortura desde que me estrené con el género? Me figuro que se debe a la multitud de tópicos demasiado arraigados en el imaginario colectivo, y demasiado a menudo totalmente falsos o, como mínimo, exagerados hasta la exageración —valga la redundancia— que se han ido creando a lo largo de los siglos. Y no es una queja, no; yo soy la primera “española” que se chifla por los británicos, sin embargo a veces se echa de menos personajes más complejos en este tipo de novelas. Es lo único criticable a mi modo de ver. Los dos protagonistas de esta historia son personajes “prototipo”. La pasión del español enfrentada a la frialdad/frigidez de la inglesa. Pero como siempre digo: la novela Romántica tiene unos esquemas muy nítidos y definidos, y apartarse de ellos supone un riesgo que la mayoría de autoras del género prefiere no correr porque a nadie le gusta el fracaso. Y si “lo de siempre” vende bien… ¿Pa’ qué vamos a cambiarlo?

Salvando esta ligera crítica, nada más se le puede reprochar a esta historia. Llegó a las librerías gracias a la multitud de seguidores que tiene Nieves en su blog; ella colgó algunos capítulos y ante la avalancha de comentarios positivos, decidió publicarla en papel. Nunca una decisión fue tan aplaudida por las lectoras de Nieves.

¿Y tú, todavía no la has leído? Ya estás tardando, eh.

EL ÁNGEL NEGRO
NIEVES HIDALGO. 2011
PLANETA/ESENCIA
372 PÁGINAS
ISBN: 978-84-08-10032-4