Todas mis novelas en KU

Todas mis novelas en KU
Elige la que quieras y enamórate

domingo, 4 de abril de 2010

Lady Johanna. Julie Garwood


Lady Johanna, una indómita inglesa, está resuelta a luchar por su libertad en la Inglaterra del 1200, un mundo dominado por hombres. Al enviudar a los dieciséis años de edad, lady Johanna se prometió que jamás volvería a casarse.

El rey Juan tenía sus propios motivos para desear que la joven se casara nuevamente con el novio que él había escogido. Pero el barón Nicholas, hermano adoptivo de la joven, encontró una salida para Johanna: que contrajera matrimonio con Gabriel MacBain, el poderoso guerrero que administraba las propiedades escocesas de ella. Sin otra salida, la joven acepta este matrimonio, y la ternura y la paciencia del apuesto MacBain van haciendo que florezca un amor como el que nunca había soñado.
Hacía ocho años que no leía una novela de Julie Garwood; había olvidado su maravillosa pericia para escribir historias conmovedoras. Volver a reencontrarla ha sido todo un placer. Y hacerlo a través de una historia medieval inglesa no tiene precio.

Los que me conocen saben con qué pasión disfruto las historias medievales; Lady Johanna es de la clase de libros que se leen —y disfrutan— de una sentada. No voy a entrar en muchos detalles para no desvelar la trama a aquellos de vosotros que aún no la hayáis leído. Prefiero dejaros una perla de sabiduría masculina, a ver qué os parece…

Lo bueno, si breve, dos veces bueno.

—Obispo Hallwick, se olvidó de las mujeres. ¿Dónde se sitúan en el amor de Dios?
Reflexionando sobre la pregunta, el obispo se frotó la frente.
—No las olvidé —dijo al fin—. Son las últimas en el amor de Dios.
—¿Por debajo de los torpes bueyes? —preguntó el segundo estudiante.
—Sí, por debajo de los bueyes.
Los tres jóvenes sentados sobre el suelo se apresuraron a asentir.
—Obispo —dijo Thomas.
—¿Qué, hijo mío?
—Lo que usted enunció, ¿es la jerarquía de Dios o la de la Iglesia?
La pregunta escandalizó al obispo: le sonó blasfema.
—Es lo mismo, ¿verdad?
Muchos de los hombres que vivían en aquellos tiempos estaban convencidos de que la Iglesia interpretaba fielmente las ideas de Dios.
Pero algunas mujeres sabían que no era cierto. Ésta es la historia de una de ellas.

Lo más triste es ver que 800 años después… todavía muchos siguen conceptuando a la mujer del mismo modo que lo hacía el buen obispo. Y por ello, los malos tratos que sufría Lady Johanna siguen siendo una constante malsana en nuestro mundo moderno.
LADY JOHANNA
JULIE GARWOOD. 1995
EDICIONES B/ZETA
461 PÁGINAS
ISBN: 978-84-9872-190-4

Dos veces amada. Lavyrle Spencer


Después de esperar durante un año el regreso de su amado esposo, la joven y encantadora Laura recibe la noticia de que el barco en el que él viajaba ha naufragado con todos sus ocupantes.

Dan, el mejor amigo de Rye, se convierte para Laura en el puntal que la ayuda a seguir adelante y en un buen padre para su bebé. Así logrará conquistar su destrozado corazón.

Laura consigue así su segunda oportunidad, sin sospechar que, tras cinco años de ausencia, Rye ha vuelto a casa sano y salvo, dispuesto a recuperar a su esposa y a su hijo.
Os confieso que después de 462 páginas todavía no he podido localizar en mi mente la isla de Nantucket donde se sitúa la historia de este triángulo amoroso —una constante en la literatura universal— entre Rye, Laura y Dan. Eso unido al hecho de que la peripecia vital de sus protagonistas transcurre en la primera mitad del siglo XIX —siglo que odio porque me parece un retroceso inexplicable e injustificable en la historia de la humanidad— hacen que una novela que debió ocuparme dos o tres días, a lo más tardar, me ocupara más de una semana de mi precioso tiempo.

Debo reconocer que la historia parte de un hecho singular y muy atrayente como es la vuelta a casa de un hombre al que todos daban por muerto. Sin embargo, y a pesar del prometedor principio, la historia transcurre perezosamente, no hay ningún elemento sobresaliente, ningún personaje malvado que nos indigne, salvo esa cuñada solterona y frígida que se limita a mirar a Laura con menosprecio, pero que tampoco se involucra en la trama como sería de esperar y desear. Un marido borracho —¿Qué cabría esperar en su desesperada situación?—; un chiquillo demasiado pequeño para intervenir con fuerza en el devenir de los acontecimientos —un adolescente hubiera hecho un mejor papel: más rebelde y agresivo—; y unos secundarios con poca personalidad y escasa presencia.

Por otro lado, el tema del negocio ballenero no es de los que más me atraen; imagino que en esos años y en esas latitudes debía de ser lo más normal, pero todo junto hace que me sienta alienada de la historia, que me cueste entrar en la dinámica de los hechos… No me puedo identificar con nadie, los siento lejanos, y peor aún: aburridos.

No, debo confesar que, al contrario de Promesas, esta nueva novela de LaVyrle Spencer no me convence… Y eso que me hablaron muy bien de ella. Pienso que es muy mejorable… hay un buen tema, pero va perdiendo fuerza y sólo llegando al final consigue atrapar al lector, para mi gusto, demasiado tarde.
DOS VECES AMADA
LAVYRLE SPENCER. 1984
EDICIONES B/ZETA
462 PÁGINAS
ISBN: 978-84-9872-189-8

Suaves pétalos de amor. Encarna Magín


Valleverde es un apacible pueblo donde vive en armonía una antigua comunidad, "Los hijos de la luz". Pero Iván, un letal constructor, quiere construir una carretera que causará el desalojo y la destrucción de la localidad. Lucía, una dulce mujer perteneciente a la comunidad, no dudará en enfrentarse al hombre causante de tanto dolor con la intención de salvar al pueblo... aunque con ello tenga que vender su alma y su cuerpo.


Lo que ambos desconocen es que el remolino de la pasión y el amor puede engullirles sin contemplaciones.


Pasión, trama, traición... todo confluye entre las a priori apacibles vidas de sus personajes. Pero por encima de todo ello prevalecerá el amor.
Antes que nada: disculpas por el retraso. Como veis, se me acumula la faena y a veces me resulta imposible llegar a todo. Pero aquí estoy, después de 9 días, para presentaros (como siempre) una historia fabulosa: la de Iván y Lucía. Esta historia que me ha cautivado desde la primera página tiene además el encanto y la satisfacción añadidos de haber podido hablar personalmente con la autora.
Ocurrió el miércoles pasado, entre las 17.30 y las 18.30h de la tarde. El encuentro con Encarna fue estupendo, lo que me hizo lamentar no haber dispuesto de más tiempo porque cuando tienes el privilegio de conectar con alguien que escribe y que lo hace tan bien, el tiempo es un suspiro. ¿Por qué nos encontramos? Pues porque Encarna tenía una cita en Barcelona --de hecho la tiene todos los miércoles-- y aproveché para robarle un poco de su tiempo y hablar de su novela, aparte el placer de conseguir una dedicatoria personalizada. ¿Cómo es Encarna? Vital, entusiasta; su risa es contagiosa y su conversación deliciosa. Si en algún momento tenéis la oportunidad de coincidir con ella, podréis descubrirlo vosotros mismos.
¿Cómo es Suaves pétalos de amor? Una historia original; según me contó la autora, la historia en principio transcurría en U.S.A y tenía como telón de fondo la comunidad Amish de Pennsylvania. Pero cuando ya la tenía escrita, la autora cambió de opinión y decidió que quería trasladar ese argumento al Valle de Arán y cambiar sus personajes made in U.S.A por personajes made in Spain. La novela fluye con naturalidad, con una prosa clara y sencilla que llega al corazón de los lectores. A pesar de sus más de quinientas páginas, el ritmo de la novela es continuo y el lector pasa de una sorpresa a otra sin tregua.
En cuanto a los personajes, decir que son extraordinariamente humanos, y, sin duda alguna, la baza fuerte con que la autora para atraparnos. No os engañaré: hay erotismo; quizá a algunos les sobre, y a otros les moleste. Reconozco que algunas escenas me parecieron muy "subidas de tono", pero ya contaba con ello después de haber leído la novela de Noelia "Falsas apariencias" y no me sorprendió. Como lectora, lo que menos me gusta es que me den gato por liebre. Con el sello Rachel sé lo que puedo encontrarme, y a veces, ¡qué caray!, el cuerpo me pide "emociones intensas". Y en ese sentido, os aseguro que no salí decepcionada.
Siendo la primera novela publicada por la autora, considero que está mejor que bien; sólo puedo criticar, y debo hacerlo, una deficiente labor de corrección por parte de la editorial. Como imagino que es una editorial joven que está empezando su andadura, imagino que esto tenderá a mejorar en próximas publicaciones. Y en ello confío, pues como señalé en un post anterior, los lectores de romántica somos lectores de primera categoría y debemos ser tratados en consecuencia.
En cuanto al diseño de portada y el título, considero que son muy acertados y dan una idea muy clara y al mismo tiempo tremendamente sugerente de lo que nos espera entre las páginas... Lo recomiendo especialmente a todas las lectoras y lectores de novela romántica.