ENAMÓRATE

ENAMÓRATE
EL DÍA 30 TENEMOS UNA CITA

miércoles, 24 de marzo de 2010

Un premio, un premio... a mi blog




Nuestra muy querida Mariam, sí, ya sabéis: la autora de Luna de Tor, le ha otorgado un premio mi blog... Desde aquí le doy mis más profundos agradecimientos. Y como corresponde, yo a mi vez entrego el premio a una de las personas más geniales que he conocido en este último año (y diría que han sido más de 100, así que ha sido difícil decidir quién se lo merecía más...).






Finalmente... Tachán... Tachán... el premio va a parar a http://nieveshidalgo.blogspot.com/






Coincidiréis conmigo en que se lo merece... como bloguera... como persona... como mujer... como escritora... como amiga... como mecenas... Ella también hace danzar mi corazón ; )



martes, 23 de marzo de 2010

Yo leo Novela Romántica, ¿y qué?







Cuando el año pasado murió Corín Tellado, lo recordaréis seguro, hubo quien dijo que esta inolvidable escritora había tenido tal éxito de ventas porque la literatura "seria" no se podía leer en este país por culpa de la dictadura franquista. Sin embargo, y dejando de lado lo que este país considera "serio" o no (¿?), Corín consiguió el propósito que se había impuesto: entretener al público lector con historias sencillas y al mismo tiempo inolvidables. En definitiva, si uno consigue aquello que se propone, más allá de géneros y estilos, ya puede descorchar la botella de Cava y bebérsela enterita.






Luego hay otros que van y te dicen: "la literatura romántica es para marujas menopáusicas ¿?¡! que se tragan cualquier cosa..." E incluso he oído comentarios del tipo: "Claro, como no pueden leer otra cosa porque no lo entienden... ¿? ¡!"






De acuerdo que hay un tipo de literatura que sólo la entiende el autor y los de su promoción universitaria (caso de Espido Freire, sin ir más lejos)... Pero de ahí a decir que la literatura romántica es para "tontas" -y tontas con "a" (femenino plural)- va un abismo insondable, profundo y peligroso.






Me precio de haber leído de todo, serio y no serio, thriller, histórica, comedia, terror, idealismo mágico, surrealismo, hiperrealidad, cosas raras, experimentos kafkianos, los clásicos de todos los tiempos, algunos de los cuales son francamente inaguantables y provocan sopor del bueno... Y me quedo definitivamente con la literatura romántica, no porque no sea capaz de entender ninguna otra, nada más lejos de la realidad, sino porque ninguna la disfruto tanto.






Aquí, además, quiero añadir que en este último año he hecho una comprobación sorprendente y muy gratificante (al menos para mí) y es que las autoras de este género son, en general y sin excepciones hasta el día de hoy, personas maravillosas. Y no creo en las casualidades. Todas estas mujeres -espero conocer a algún hombre dentro del género cualquier día de estos- son hipersensibles, con un corazón enooooooooooooooooooorme y llenas de buenos propósitos y mejores intenciones.






Vayamos al punto de antes, al tópico de: la literatura romántica es para mujeres "sin formación"; no puedo hablar en nombre de todas las lectoras de Romántica (todavía no leo las mentes ajenas si apenas soy capaz de leer la mía propia) pero puedo decir que, independientemente de mi formación académica, de tonta no tengo un pelo. Y soy asquerosamente exigente como lo saben quienes bien me conocen. Así que algo sí tengo que criticarle a las novelas románticas (no a todas, desde luego... es un problema más de editoriales que de autores) es el asunto de la corrección de los manuscritos. Repito que es un problema más del editor que del autor, pero sí es verdad que en novela romántica me he encontrado libros plagados de todo tipo de faltas. También debo destacar como lectora (y no cobro comisión por decir esto), que ediciones b y esencia cuidan mucho sus libros de romántica. Por eso sé distinguir cuando un corrector ha hecho lo correcto -nunca mejor dicho- y cuando se ha ido de farra, se ha pillado una cogorza y no ha hecho su trabajo. No soy filóloga (ni ganas) pero sí sé distinguir una falta de ortografía o una palabra mal empleada en el contexto porque se desconoce o se confunde su significado... y algunas faltas me ofenden mucho a la vista. Pero lo que realmente me ofende es que el editor de turno piense que las mujeres somos imbéciles y que nos pueden colar cualquier cosa. Y desde aquí le digo: merecemos "some respect", que diría Aretha Franklin.






Otra cosa muy positiva a destacar es la afluencia de autoras españolas al mercado editorial de la novela romántica... Cuando yo empecé a escribir hace 15 años (lectora lo soy desde los 7), todas las autoras de novela romántica eran anglosajonas, mayormente norteamericanas; yo empecé mi andadura romántica leyendo a Danielle Steel. Y ya era hora de que las mujeres españolas tomaran el relevo de Corín Tellado sin complejos ni remilgos.






Y por el último el siguiente apunte a título crematístico: si la novela romántica es "sencilla" y se lee con facilidad significa que se leen más novelas al mes o al año = más ventas = más dinero. O sea que vale, y mucho, cuidar el mercado de este género literario porque, a la larga, da más dinerito que publicar a autores "experimentales"; y en cuanto a los best-sellers rollo Dan Brown... ¿qué queréis que os diga? Que el rollito bíblico-polémico impregnado de pseudo-feminismo trasnochado -y anacrónico- ya está un poquito demasiado superado.






Sí, definitivamente: el amor lo mueve todo. Y al final todos buscamos lo mismo: un cachito de felicidad instantánea; ni más ni menos que lo que nos ofrece la literatura Romántica.






Besitos y hasta la próxima ; )

martes, 9 de marzo de 2010

Hijos de Heracles. Teo Palacios


La muerte del rey Teleclo, durante un festival en honor de Ártemis, desencadenó en el 735 a.C. una oleada de guerras devastadoras entre Mesenia y Esparta, que se prolongaría durante casi ochenta años.
Esparta inició entonces una etapa de esplendor social y cultural que la llevó a ser una de las ciudades más respetadas y temidas de su tiempo. Sin embargo, durante los reinados de Teopompo y Anaxándridas, mientras entre los habitantes de la polis se suceden las rebeliones y la familia real se desmorona trágicamente, el pueblo espartano se transformará, pasando a estar dominado por la formación militar, la austeridad y la dureza, de tal modo que incluso en nuestros días sigue siendo un referente.

En una espectacular novela que equilibra con extraordinaria solidez el fresco histórico, el relato de intrigas palaciegas y la novela de ideas, Teo Palacios nos ofrece una obra estremecedora en la que narra de modo magistral desde las batallas más multitudinarias a las escenas más intimistas, desde las luchas encarnizadas hasta los refinados debates de ideas, y todo ello en una prosa que brilla por su poderosa capacidad evocadora.

Por fin, la novela definitiva sobre una cultura fascinante.
Confieso que tenía muchas dudas a la hora de comprar esta novela; me habían hablado muy bien de ella, es verdad, pero tenía mis propios recelos. Pero siempre he dicho que si quieres criticar algo, primero debes conocerlo... en este caso: leerlo.
Y a eso fui. Me llevé una grata sorpresa porque, como historiadora, he comprobado que la novela tiene rigor histórico. Habrá quien diga que por supuesto, que si la ha editado Edhasa, tiene que tenerlo. Demasiado ha visto una servidora para fiarse de las apariencias, demasiados bluffs literarios, demasiadas cosas que están y no deberían estar... y viceversa.
Es más, apuntaría que tiene "demasiado" rigor histórico; lo cual me lleva a aquel famoso dicho: "disculpa no pedida, acusación manifiesta". Para mí gusto, y a pesar de todos sus méritos, hay detrás de cada línea una insultante intención didáctica que un helenista que escribiera o hablara sobre la antigua Grecia no tendría nunca porque nada tiene que demostrarle a nadie.
Lo he dicho siempre: una novela tiene que ser una historia simple y sencilla que llegue al corazón de la gente, no puede ser un manual de nada, ni dar en ningún momento la sensación de que el autor está por encima del lector, de que es más inteligente que él. El autor está siempre al servicio del lector y nunca al revés. Las explicaciones de todo tipo que trufan la novela (y que no siempre están en boca de los personajes de la historia) son a mi gusto excesivas.
Parto de la idea de quien compra un libro sobre la antigua Grecia es porque le interesa el tema, y ya ha leído otros libros antes que este. Mi experiencia es esa. Yo he leído -por placer y por obligación- mucho sobre Esparta... ay, ¡y tanto que sí! No me ha dicho nada que no supiera ya; así que me ha tocado pasar por encima de todas las explicaciones "didácticas" y centrarme en la historia de los personajes como seres únicos e irrepetibles. Porque cuando se trata de novelas históricas donde quien más quien menos conocemos los hechos, lo que importa son los personajes en su aspecto más intimista, ése que no ofrecen los anales de la historia.
Dejando de lado ese aspecto, el autor ha tenido el acierto de presentar personajes entrañables a los que yo hubiera hecho hablar más, más diálogos, más narración en boca de Arquidamo y menos en boca del narrador que, a menos que tenga nombre y apellidos (y en algunas novelas los tienen), siempre se tiende a asociar al autor de la obra.
En conjunto, es una obra exquisita en cuanto a concepción, escritura y estilo... pero le falta alma y frescura; se esfuerza tanto por explicarnos la historia, vida y costumbres de Esparta que se olvida de divertirnos, de alegrarnos el corazón.

HIJOS DE HERACLES
TEO PALACIOS. 2010
EDHASA
319 PÁGINAS
I.S.B.N: 978-84-350-6208-4

Falsas apariencias. Noelia Amarillo

¿Qué pasaría si C3PO y Drácula se conocieran? ¿Y si se sintieran atraídos sexualmente? ¿Sería sexo intergaláctico, robótico o vampírico?

Luka lleva un día de perros, se ha quedado sin gasolina y ha tenido que dar un largo y “agradable” paseo (con tacones, sobre la carretera desconchada, malhumorada) hasta la gasolinera. Para colmo de males allí se encuentra con un tipo graciosillo que presencia divertido cómo ella acaba tirada en el suelo lleno de “fluidos insanos” del aseo. ¡Qué tipo más majo!

Más tarde, Luka, ya recuperada se presenta en la fiesta de Halloween de su barrio disfrazada de C3PO dispuesta a pasárselo bien. Todo va sobre la seda hasta que se presenta un tal “Drácula” que no es otro que el tipejo graciosillo del aseo… Luka se propone odiarlo, pero el tipejo despliega todo su encanto, y resulta que ya no es ni tipejo ni graciosillo, sino una persona encantadora y estupenda… y además, es que está más bueno que un queso.

Qué se le va a hacer… bajo las placas de metal de su disfraz hay carne, y la carne es débil, ¿no?
Alguien me dijo una vez que una de mis novelas era muy erótica, muy "subida de tono". Jajaja... Desde luego no había leído Falsas apariencias. El erotismo es algo que destaca, y mucho, en la novela de Noe. Pero quien se quede ahí se pierde mucho, y se pierde lo mejor.
Porque la historia de Alex y Luka (divertido diminutivo para Pilar, ¡nunca se me hubiera ocurrido!) va más allá de sus retozos en la cama (o en cualquier otro lugar que se preste ; )). Es una historia preciosa con todo lo que el lector busca y espera encontrar cuando abre un libro cualquiera. Y sobre todo una novela de amor.
Lo mejor: esas maravillosas secundarias: Clara, Lara y Laura (no, no son cantantes de un grupo de rock... son mascotas), que son capaces de enternecer al mismísimo Alex, que al principio se nos muestra un poquito zoófobo. Pero no es tonto el chico, ¡qué va! De tonto no tiene un pelo; por lo menos es lo bastante inteligente como para deducir que o se lleva bien con las "niñas" o lo tiene muy negro con Luka.
La verdad es que este libro ha despertado muchas emociones en mí... me ha hecho sufrir mucho, por ejemplo, cuando Alex está leyendo el diario y temes que de un momento a otro Luka lo enganche y todo acabe peor que mal... Momentos en que me he reído a carcajadas, con las payasadas de Dani; adoro a Noe por presentarnos un gay sin tópicos trasnochados... Momentos en que me he cabreado muy en serio con Enar, por ese modo de evadir la realidad, meterse en esas mierdas y luego ir de víctima, como si los demás no tuvieran sus propios malos rollos, empezando por la misma Luka, que bastante problema tenía viviendo y jodiendo con el capullo ése... La pobre ahijada de Luka, una muchachita que a pesar de todo lo que ha vivido, aún sabe cómo sonreírle a la vida (muchos conozco yo que están amargados sin apenas motivos), y por último, sí, esas escenitas de sexo caliente, caliente... que hace que te plantees, en plena borrasca fría, una ducha helada que te baje las calenturas, jajaja ; )
Y sí, como a muchas les ha ocurrido, yo también me he quedado con ganas de saber qué mal rollo había entre Ruth y Marcos... y el que no me lo contara me cabreó mucho. Porque yo no sabía que Noe tenía pensada una secuela... Yo sólo veía que había un cabo suelto que debia quedar atado y bien atado. Así que ya sabes, Noe: a ponerte ya a contarnos qué leches pasa con ese par, que estamos en ascuas.

FALSAS APARIENCIAS
NOELIA AMARILLO. 2010
RACHEL/EL TERCER NOMBRE
461 PÁGINAS
I.S.B.N: 978-84-96693-91-3

Cambio mi vida por la tuya. Jane Green


¿Verdad que siempre soñamos con lo que no tenemos? La soltera independiente sueña con el marido ideal y con niños monísimos y encantadores. La madre de niños pequeños añora la independencia y libertad de su amiga soltera: ¡lo que daría por tener un fin de semana íntegramente para ella! Levantarse muy tarde, ir de compras (sin niños), de copas (con amigos), lo que sea… ¡pero sin familia!

Ahora bien, si pudieras intercambiar tu vida con otra durante unas semanas, ¿lo harías?

Vicky Townsley, directora de una revista femenina, quiere probarlo y escribir un artículo con su experiencia. Ella se instalará en Connecticut en una casa con niños y marido (muy guapo) y la propietaria de tantas maravillas, pero cansada de ser ama de casa y con muchas ganas de libertad, se irá a Londres para ocupar su lugar en la revista.

Ambas no van a tardar en descubrir algo: que nada es tan maravilloso como se imagina…


CAMBIO MI VIDA POR LA TUYA
JANE GREEN. 2005
EDITORIAL PLAZA & JANÉS
376 PÁGINAS
ISBN: 978-84-01-31590-9

martes, 2 de marzo de 2010

¿Premios amañados y concedidos de antemano a autores "famosos"? Mmm...

Os paso un curioso artículo que he leído hace escasos minutos y que arroja un poquito de luz... y quizá también un poquito de esperanza a los autores noveles...

Lo cierto es que, hasta hoy, yo no había oído hablar de este escritor... o sea que muy consagrado no debía de ser cuando se presentó al concurso hace tres años...

AGENCIAS 3 de marzo de 2006.
El escritor novel Francisco Javier Pérez Fernández ha ganado el XXX Premio Azorín de Novela, dotado con 67.000 euros, con la obra "La crin de Damocles", un "thriller" ambientado en la Alemania nazi de los años 20. En ella plantea "cómo la injusticia social y el deseo de venganza conducen al fascismo".

La obra de Pérez Fernández se impuso a las otras 156 novelas, de las que 103 eran procedentes de España y el resto del extranjero, que se presentaron a este galardón de carácter anual, convocado por la Diputación de Alicante y la Editorial Planeta.En la rueda de prensa posterior a la gala donde se hizo público el fallo del jurado, el autor, un economista afincado en León, que se definió como "un tipo vulgar", explicó que la parte histórica de la novela se orquesta a través de las investigaciones del comisario Müller, a raíz de la detención de Hitler por su intento de golpe de Estado."El nazismo murió hace 60 años de uno de los mayores batacazos de todos los tiempos, pero mantiene un cierto atractivo porque refleja la parte más oscura del alma humana y sirve de paralelismo con cualquier sociedad", subrayó Pérez.Por otro lado, el ganador destacó la importancia de iniciativas como el Premio Azorín que, en su opinión, "permiten que los autores que escribimos día a día con la determinación de salir adelante tengamos alguna posibilidad de conseguirlo".
El jurado estuvo presidido por el diputado provincial de Cultura, Miguel Valor, y compuesto además por el director editorial de Planeta, Carlos Revés; los escritores Juan Eslava, Luisa Castro y Fernando Sánchez Dragó; la bibliotecaria de la Escuela Europea de Alicante, Cristina Llorens y el dramaturgo Pedro Montalbán. Sánchez Dragó, portavoz del jurado, consideró que Pérez ha conseguido una novela "bien armada" y definió al protagonista, el comisario Müller, como un personaje "un poco cínico, que bordea la legalidad y la ilegalidad, pero que siempre acaba poniéndose del lado del bien".
Escritores como Gonzalo Torrente Ballester, Luis Antonio de Villena, Luis Racionero, Jesús Ferrero, Dulce Chacón, Luisa Castro, Eugenia Rico, Javier García y Manuel Mira se han alzado en ediciones anteriores con este galardón. La gala de entrega del premio estuvo precedida por una polémica a raíz de la designación del Sánchez Dragó como "miembro independiente del jurado".
La decisión tomada por el presidente de la Diputación de Alicante, José Joaquín Ripoll, del PP, fue tachado por el PSOE de "lamentable", por considerar que se trata de un autor "vinculado a la editorial Planeta".
Las bases del premio indican que el presidente provincial debe seleccionar a uno de los miembros del jurado y Ripoll explicó que había elegido a Sánchez Dragó de entre "una lista de seis candidatos" que le facilitó la editorial.

Aviso a seguidores y visitantes ocasionales

POR RAZONES DE SEGURIDAD, HE DECIDIDO SUPRIMIR LAS ENTRADAS RELATIVAS A MI ÚLTIMA NOVELA, CONCRETAMENTE AQUELLAS QUE ERAN FRAGMENTOS DE LA MISMA, INCLUIDA LA SINOPSIS. DISCULPAD LAS MOLESTIAS.
EN CUANTO SE RESUELVA EL TEMA DE LA EDICIÓN DE LA NOVELA, VOLVERÉ A PUBLICAR LA SINOPSIS.
UN BESO A TODOS