jueves, 29 de enero de 2009

Un mundo sin fin. Ken Follet




Hola a todos... Ayyy, por fin la acabé anoche. Y es que no es fácil acabar en poco tiempo (1 semana) una novela de casi 1.200 páginas... sobre todo si tienes otras muchas cosas que hacer, y además escribes tu propia novela que también se lleva su tiempo, os lo digo yo. Pero a lo que vamos... De veras que no me esperaba este folletín, que por momentos me recordaba las telenovelas del mediodía... Leí Los pilares de la tierra en otoño de 2003, y reconozco que o me olvidé de casi todo... o esto que acabo de leer tiene muy poco que ver. La ciudad se mantiene, el rigor histórico también; los personajes presumiblemente son descendientes de los que se vieron en la anterior novela del autor. Pero el tono, el estilo, y sobre todo la caracterización de los personajes es, o me parece ahora, mucho más fantasiosa. La protagonista es una heroína típica de folletín, de las que pasa por tropecientas mil adversidades y aventuras varias antes de conseguir lo que quiere. Y a quien quiere. Personajes los hay para todos los gustos; el período histórico es convulso políticamente (la Inglaterra de Eduardo III, aderazada con la Guerra de los Cien años y la Peste de 1348), y la sociedad, la Iglesia y el feudalismo son los típicos de la época. He observado mucha pasión y mucha fuerza narrativa; y un estilo con mucho vigor. Aunque se echa de menos que el autor "se moje" más en algunos temas que deja irresolutos, aunque con gran naturalidad, de modo que sólo los que escribimos vemos que podría haber sido mejor de lo que es. Aunque sobre gustos no hay nada escrito; y siempre hay lectores más exigentes que otros. Recomendarla a aquellos que les guste la Edad Media, aunque ahí hay demasiado recurso a los tópicos; a los que les gusten las historias de amor, se diría que aquí Follet se nos ha puesto muy romántico y pasional... bastante más que en Los pilares... Y desde luego, no se la sugiero a la gente que no tenga tiempo o se asuste con un libro de más de cien páginas. Que los hay, os lo aseguro. Y no digo más porque os revelaría la historia. Que no es plan...