ENAMÓRATE

ENAMÓRATE
EL DÍA 30 TENEMOS UNA CITA

domingo, 15 de septiembre de 2013

Llega el otoño...

... Y con él los buenos propósitos, las ganas de trabajar (de escribir), de finiquitar lo pendiente, emprender nuevas historias... Y estrenar nuevo blog.

Sí, estreno el blog de Nuestro lugar en el mundo. Algunos ya lo habéis visto entre mis blogs amigos, pero ahora ha llegado el momento de su presentación oficial en El rincón de las palabras perdidas. Porque somos muchos, porque casi alcanzamos las 30.000 visitas, porque este año se cumple el quinto aniversario, por todo ello quiero compartir aquí todo lo que este otoño significa para mí.

El verano ha sido un tiempo de lecturas, muchas lecturas; de ideas, muchas ideas (gracias a mi Raquel, por muchas de ellas, todas muy buenas y desternillantes...); y de dejar reposar lo que llevaba escrito de la novela. Hoy la he desempolvado después de un par de meses arrinconada; sigue gustándome, sigue sugiriéndome cosas, sigo creyendo que vale la pena tirar adelante con ella, y por eso momentáneamente he aparcado mi decisión de publicarla en Amazon y he enviado una propuesta seria a una editorial que me gusta mucho y que a muchas lectoras de Romántica y de comedia (chick-lit) les gusta más si cabe. No, aún no puedo daros el nombre... Pero si la cosa sale bien, más me vale tener el manuscrito a punto para enviarlo cuando me lo pidan.

El blog aún está en pañales porque no puedo desvelar mucho de la trama de esta novela. Algunos ya conocéis a Gillian y Alexandra, pero muchos otros no. Y mi idea es que NLEEM sea una novela lo más independiente posible, que puedan leerla todos los lectores, tanto si conocen la historia de Judith como si no.

Por otro lado, si habéis andado por acá en las últimas semanas sabéis que he empezado mi saga juvenil romántica y que este proyecto también me tendrá out los próximos meses de otoño-invierno... y a lo largo de 2014. Que también he hablado de ella en la carta de presentación a la editorial porque siempre hay que tener un plan B por si no sale el plan A.

También ha llegado el tiempo de retomar, aunque con mucha más calma, la saga Conquistando Horizontes, de la que os hablaré largo y tendido durante el próximo mes de octubre en su blog. Y antes de Navidad, y si el estrés de todo junto no ha acabado conmigo, empezaremos la historia de María Tudor.

Otoño completito... Pues sí. Quiero aprovechar ahora que estoy en buena forma para tirar adelante con todo lo que he ido programando en estos últimos meses. Me gustaría deciros que a fin de mes pondré el punto y final a mi novela erótica, pero lo cierto es que el tema está tan encallado que no me animo a prometer nada al respecto.



En cuanto a las entrevistas y reseñas que solía postear en el blog, mucho me temo que durante este año y los que vienen, no va a haber nada de eso. Seguiré comentando mis lecturas y renovando mi particular escaparate de novedades literarias con todo lo que vaya saliendo al mercado y resulte interesante. Pero ahí queda la cosa. No reseño porque me lleva mucho tiempo, porque la mayoría de las novelas que leo, aunque me gustan, no merecen a mi juicio una reseña, ni siquiera una positiva, pues son todas muy iguales unas a otras, con honrosas excepciones. No reseño porque, por lo general, y a menos que yo lo pida encarecidamente, tampoco nadie me reseña a mí mis novelas. Y ando un poquito cansada de dar mucho y no recibir apenas nada.

Que ya sé que la gente no tiene tiempo, pues ¿sabéis qué?, yo tampoco. Pero cuando hay verdadero interés, se roban horas al sueño, se dejan de lado otros pasatiempos, se prioriza y se valora el trabajo ajeno. Echo de menos más compromiso, y me sobra mucho peloteo y mucho amiguismo. 

Yo voy a seguir diciendo las cosas tal como las siento. Si algo me gusta, lo diré alto y claro. Tan alto y tan claro como manifestaré que algo me desagrada o me parece ofensivo, indignante o sencillamente ridículo. Ésa soy yo. Hay gente que me quiere y gente que no. Pero de eso ya os hablaré en otro post más adelante porque, en lo personal, he visto y oído cosas que dan para escribir una novela de ci-fi.

A la gente que seguís a mi lado os doy las gracias; os tengo siempre presente y cuando escribo pienso en vosotros y en cómo ofreceros lo mejor de mí misma. A los que os fuisteis, buen viaje y que os vaya bonito. A mí lado sólo quiero a los mejores. A los que son sinceros, a los que me aportan algo o mucho, a los que me dicen las cosas tal como son o las sienten, a los que critican mis obras, pero señalando fallos reales y ofreciendo soluciones y alternativas. Lo demás no lo quiero. Lo demás me sobra. Quizá porque he cumplido los cuarenta quiero simplificar mi vida al máximo, soltar lastre, y quedarme solo con lo que me enriquece y me hace mejor persona.

FELIZ OTOÑO A TODOS