ENAMÓRATE

ENAMÓRATE
EL DÍA 30 TENEMOS UNA CITA

lunes, 30 de marzo de 2009

Agencias literarias. La larga espera


Hola guapos y guapas.


Aaaaaaaaaaaaah, por fin, esta tarde he enviado por mail (qué maravilla esto de la @rrob@, ahorra un pastón... ¡¡¡cuando recuerdo lo que yo gastaba en los viejos tiempos!!!) un pequeño adelanto de "Las lealtades..." a la agencia Sandra Bruna; me la recomendaron hace meses en varios foros literarios. Y ahora viene lo peor... O lo mejor, según se mire. La espera desafía la paciencia del santo Job; contando con eso, he hecho algo que no había hecho anteriormente: vender la piel del oso antes de cazarlo. Traducido significa que he empezado a mover la novela antes de acabarla; lo cual supone un pequeño riesgo.


Pero la experiencia (mala) me ha enseñado a contar con laaaaaaaaaaargas esperas y con cartas tipo "lo lamento pero no estamos interesados en su libro y blablabla..."; tengo unas cuantas (bastantes, de hecho); en el mejor de los casos, como sé que las cosas de palacio van despacio, este año he obrado de este modo para ganar tiempo. Porque mientras leen, deciden, no deciden, piensan, no piensan, etc, etc., yo aprovecho para acabar la novela.


Lo malo es que a mí siempre, SIEMPRE me pilla la Ley de Murphy. Justo cuando pienso que tengo mucho tiempo para acabarla... lo mismo me salen la semana próxima con una buena/mala sorpresa. Crucemos los dedos. Porque aunque tengo un talento natural para meterme en líos, quiero creer que esta vez estoy haciendo lo correcto y las cosas van a salir mejor que en años anteriores. Os iré informando puntualmente de los nuevos avances y noticias.

viernes, 20 de marzo de 2009

Tardor d'estiu. Mònica Esbert


Hola... Como sabéis, a principios de este año conocí a una nueva autora: Mònica Esbert; como a los escritores nos gusta, de tanto en tanto, encontrarnos y hablar, el otro día tuve una charla con esta estupenda mujer, y me pasó dos libros. He empezado con este porque es más breve; más adelante leeré el siguiente.
Pero a lo que vamos, para los que no sepáis catalán, la traducción sería más o menos "Otoño de verano", aunque ésto debería consultarlo con ella, porque probablemente encontraría una traducción más idónea.
Sé que suena un tanto contradictorio; de entrada es el título de un cuadro de tintes oscuros y pesimistas. La protagonista de la historia es una licenciada en Bellas Artes con un pasado abrumador a sus espaldas y una natural inclinación a visitar exposiciones de arte. En una de ellas encontrará a un enigmático personaje con el que iniciará una sorprendente conversación en la que desnudará parte de su alma.
A pesar de la brevedad es una gran novela; todos sabemos que una gran extensión no es por fuerza sinónimo de calidad narrativa; a veces en las pequeñas historias se esconde un gran tesoro. En esta novela encontramos preguntas interesantes que a veces no tienen respuesta... y otras sí. También los eternos temas que angustian al hombre. Y un final... No, no; para saber el final, tenéis que leerla...
Como ocurrió con El silenci sota l'aigua, la autora sabe encontrar las palabras precisas para cautivar al lector sin caer en la pedantería de las palabras rimbombantes. Os lo recomiendo. Si os interesa la autora, os pasaré, cuando lo tenga, el enlace de su blog.

El Maestro de la Inocencia. Tracy Chevalier


He acabado esta mañana. No esperaba que finalmente me conmoviera tanto. Decir que al principio no prometía mucho, a pesar de estar ambientada en mi adorada Londres; los primeros capítulos pasan con una lentitud exasperante… No es la típica novela que te lees de una sentada, sino que vas saboreándola despacio, tranquilamente, sin prisa y sin ansia. Quizá no promete un final desgarrador ni un espectáculo pirotécnico —fuegos artificiales— de primera magnitud...

Pero la ambientación del Londres dieciochesco es exquisita; con la persona y la obra literaria y plástica de William Blake y la Revolución Francesa de fondo. La trama gira —en buena parte— alrededor del circo de Philip Astley (personaje que yo creía salido de la imaginación de la autora y justo ahora al acabar descubro que es real). La autora juega con los sueños y las ilusiones; representadas por los artistas del circo por una parte y los grabados y poesías de Blake por otra.


Una tragedia personal, un oscuro secreto, mentiras, abusos... Todo esto y mucho más podéis encontrar en la novela de Chevalier. Un regalo para los sentidos... si sabéis apreciarlo. Personalmente, lo recomiendo. Aunque advierto que las prolijas descripciones de la autora pueden aburrir un tanto al lector que pide más acción y menos recreaciones paisajísticas .

martes, 17 de marzo de 2009

Piazza Spagna


Una mañana en el Registro

Hola, amigos...
El otro día... y después de casi ¡ojito, 7 años! crucé las puertas del Registro de la Propiedad Intelectual... Mmm, qué gusto da poder llevar nuevamente "un trocito de ti", de tu esfuerzo y tu ilusión para constatar que es tuyo Y DE NADIE MÁS.
Después de tanto tiempo sin aparecer por allá, mis mayores miedos eran
1. Que lo hubieran cambiado de sitio (calle, plaza...); algo muy común en la burocracia de nuestro santo país (mandarte de un lado para otro... y que pierdas la mañana).
2. Que hubieran puesto la tasa por las nubes... Que como hay crisis, y la tradición es aprovecharse del ciudadano de a pie... Pues eso.
Aaaah, ¡qué maravilla! Mis temores resultaron infundados.
Para los que viven en Barcelona, decirles que sigue estando en la calle Muntaner 221 (no olvidéis llevar la fotocopia del DNI); y en segundo lugar, aunque por supuesto han subido la tasa, tampoco es prohibitiva, no llega a cinco euros, y no importa la extensión de la obra ni los volúmenes que tenga (si tiene más de 1).
Probablemente, todos los que me leeis ya sabéis de qué va el tema, pero si por ahí anda algún despistado, o alguien que está recién empezando esta tortuosa carrera, pues la información nunca viene mal. Yo tuve que indagar mucho al principio y dar más vueltas que un ventilador, por eso valoro mucho la información que recibo y puedo dar a otros colegas.
Deciros que voy viento en popa... Y que pronto podréis tenerla en vuestras manos... Dios mediante, antes de acabar el año... Besitos...

miércoles, 11 de marzo de 2009

¡¡¡Bravo!!!


Blogueros míos, hoy estoy especialmente satisfecha y entusiasmada... Mi nueva novela va viento en popa... Cuando creía que estaba estancada y en punto muerto y absolutamente desesperada por ello, el domingo acabé la primera parte y voy a velocidad de crucero con la segunda. Cruzo los dedos a ver si la acabo a mediados de mayo como me propuse. Y hablando de proposiciones, os paso la que "podría" ser la imagen de portada, a ver cómo la veis.

martes, 10 de marzo de 2009

Yes, we can

De nuevo, mil disculpas porque debí subir este pequeño artículo el domingo 8, Día Internacional de la Mujer; pero tuve problemas con la conexión y hasta hoy... Gracias por vuestra comprensión.
Hola, blogueras, con a, en este día no podía dejar de comentar lo importante que es para nosotras, con a, la lucha a favor de los derechos y la igualdad de la mujer. Todos los medios se han hecho eco hoy de la lucha que todavía hoy en el s. XXI mantienen las mujeres por encontrar su sitio en la sociedad. Yo no podía ser menos.

Sabemos que se ha hecho mucho, pero no somos menos conscientes de lo que aún nos queda por hacer. En el año Obama podemos hacer nuestro su lema, y decir en voz muy alta y muy clara: Sí, nosotras podemos. Hoy quiero felicitar a todas las mujeres que visitan mi blog; felicitarlas porque son mujeres, porque viven en libertad, porque pueden elegir qué camino tomar y cual dejar atrás, por lo que han conseguido y por todo lo que aún les queda por conseguir. Por esos hijos que tienen y por los que nunca tendrán; por los hombres que las valoran y por los que nunca las valoraron, porque fueron estos últimos los que las enseñaron lo que no querían ser.

Sí, queridas: somos fuertes y somos poderosas. Podemos hacer todo lo que queramos, donde queramos, cuando queramos, como queramos. La lucha no ha acabado, pero los logros que hemos obtenido son los que nos mueven a continuar y a ser mejores. Felicidades mujer por ser mujer.

viernes, 6 de marzo de 2009

Mil disculpas

Hola guapos, os pido mil disculpas porque anteayer subí unas fotos de mi viaje a Roma, pero no os dije nada, y alguno se habrá quedado un pelín extrañado al verlas, sobre todo si no ha estado antes en la ciudad. Poco a poco las iré subiendo todas, para que las vayáis viendo. También aprovecho para comunicaros que estoy en Facebook, por si alguien quiere pasarse por allí también. Ahora mismo estoy leyendo El maestro de la inocencia de Tracy Chevalier (La joven de la perla); a ver si la semana próxima lo acabo y subo la reseña. UN BESO MUY FUERTE A TODOS. Y BUEN FIN DE SEMANA ; D

miércoles, 4 de marzo de 2009

Mercados de Trajano


Galería Borghese


Vaticano


Coliseo


Dudas existenciales, bloqueos y otras paranoias del escritor

Hoy, 4 de marzo, hace 13 años que empecé mi primera novela; me he despertado esta mañana con ese pensamiento, y recordando cuáles eran entonces mis expectativas y mis sueños, y cómo ha cambiado todo a mi alrededor en ese tiempo. La vida te zarandea a su antojo y a veces mancha (como decía una película) y a veces hiere. Si sobrevives a sus vaivenes, lo mejor es que puedes escribir sobre ello. No siempre es fácil; le comentaba a una amiga hace días que esta cuarta novela que escribo tiene la virtud de despertar a los demonios dormidos; cada vez que abro el archivo para retomar el hilo es como abrir la caja de Pandora, de donde salían, según la mitología griega, todos los males del universo. Pero hay cosas que por mucho que nos duelan hay que exteriorizarlas, porque mejor es esto que llevarlas dentro y que te vayan carcomiendo lentamente.

No siempre me encuentro lo bastante fuerte para continuar, no ya con la historia actual, sino con el mismo trabajo de escritor; a menudo dudo de mi misma y mi papel en el mundo (en general) o me bloqueo, o me estanco y no sé por dónde seguir; igual que si me hubiera perdido en el desierto y todos los caminos me resultaran desconcertantes. Me consuela, aunque no mucho, saber que mis compañeros de fatigas pasan por situaciones similares. Y cuanto más tiempo pasa y más años me echo encima, las dudas son muchas más y mucho mayores.

Quizá se perdió aquella ingenuidad de los veintipocos, donde creías que con tu sola juventud podías "comerte el mundo"; hoy tienes más experiencia, por supuesto, y ves que el mundo "se te ha indigestado". Que a tu alrededor sólo hay codicia, y que los valores en los que creías a los 18 se han perdido.
Pero sigues adelante porque es el único camino que hay y el único que conoces; revuelves en el baúl de los recuerdos y entre juguetes rotos y trapos viejos encuentras el optimismo y la fe de los primeros tiempos, los coges y te los llevas contigo porque sabes que sin ellos no puedes continuar la carrera que empezaste ya ni te acuerdas cuándo. Y con ellos construyes las historias y las vidas de otros para demostrar al mundo y a ti misma que queda mucho que vivir y compartir.
esta entrada enlaza con la anterior "Por qué escribo"; reconozco que el tono no es tan optimista, pero éste es un espacio para liberarnos a través de la escritura. Y nuestras emociones y estados de ánimo no siempre son lo que quisiéramos...

Carnavales 2009


Hola, aquí os presento a Raquel (mi sobrina y una de las mejores personas que conozco ; D) en su traje de Batgirl; siempre pienso que conocer a la familia es también conocer un poco más al escritor. Un beso.

El club de las malas madres. L. Etxebarria y G. Bustos


Hola, blogueros; hoy presento libro de ensayo, manual de uso y consulta para madres (y padres) desesperados y/o en problemas. Confieso que hacía tiempo que esperaba nuevo libro de Lucía. Como sé que algunos/as de los que me seguís sois padres u os habéis planteado serlo (yo me lo he planteado, de hecho), pienso que este libro puede responder a algunas preguntas, quitaros de encima la losa de la culpabilidad (esto va para tantas madres que concilian vida laboral y familiar: un trabajo titánico, si me permitís decirlo) y reiros un rato, porque está escrito desde el cariño, el respeto y el sentido del humor. Lucía como madre, y Goyo como docente de educación primaria, nos hablan de sus experiencias con los niños. Yo no soy madre, pero como escritora me he tenido que meter en ese papel más de una vez, y de veras que se agradece contar con un libro como este. Ahora, en mi nueva novela, vuelvo a hacer "de madre" y voy a tomarlo, entre muchos otros, como libro de referencia; sobre todo porque Lucía (casi) nunca me defrauda; y esta vez no ha sido distinto. He pasado muy buenos ratos en ese club, y sé que las que sois madres en la vida real lo vais a disfrutar muchísimo más.