correcciones

correcciones
20% de descuento durante el mes de diciembre

martes, 23 de marzo de 2010

Yo leo Novela Romántica, ¿y qué?







Cuando el año pasado murió Corín Tellado, lo recordaréis seguro, hubo quien dijo que esta inolvidable escritora había tenido tal éxito de ventas porque la literatura "seria" no se podía leer en este país por culpa de la dictadura franquista. Sin embargo, y dejando de lado lo que este país considera "serio" o no (¿?), Corín consiguió el propósito que se había impuesto: entretener al público lector con historias sencillas y al mismo tiempo inolvidables. En definitiva, si uno consigue aquello que se propone, más allá de géneros y estilos, ya puede descorchar la botella de Cava y bebérsela enterita.






Luego hay otros que van y te dicen: "la literatura romántica es para marujas menopáusicas ¿?¡! que se tragan cualquier cosa..." E incluso he oído comentarios del tipo: "Claro, como no pueden leer otra cosa porque no lo entienden... ¿? ¡!"






De acuerdo que hay un tipo de literatura que sólo la entiende el autor y los de su promoción universitaria (caso de Espido Freire, sin ir más lejos)... Pero de ahí a decir que la literatura romántica es para "tontas" -y tontas con "a" (femenino plural)- va un abismo insondable, profundo y peligroso.






Me precio de haber leído de todo, serio y no serio, thriller, histórica, comedia, terror, idealismo mágico, surrealismo, hiperrealidad, cosas raras, experimentos kafkianos, los clásicos de todos los tiempos, algunos de los cuales son francamente inaguantables y provocan sopor del bueno... Y me quedo definitivamente con la literatura romántica, no porque no sea capaz de entender ninguna otra, nada más lejos de la realidad, sino porque ninguna la disfruto tanto.






Aquí, además, quiero añadir que en este último año he hecho una comprobación sorprendente y muy gratificante (al menos para mí) y es que las autoras de este género son, en general y sin excepciones hasta el día de hoy, personas maravillosas. Y no creo en las casualidades. Todas estas mujeres -espero conocer a algún hombre dentro del género cualquier día de estos- son hipersensibles, con un corazón enooooooooooooooooooorme y llenas de buenos propósitos y mejores intenciones.






Vayamos al punto de antes, al tópico de: la literatura romántica es para mujeres "sin formación"; no puedo hablar en nombre de todas las lectoras de Romántica (todavía no leo las mentes ajenas si apenas soy capaz de leer la mía propia) pero puedo decir que, independientemente de mi formación académica, de tonta no tengo un pelo. Y soy asquerosamente exigente como lo saben quienes bien me conocen. Así que algo sí tengo que criticarle a las novelas románticas (no a todas, desde luego... es un problema más de editoriales que de autores) es el asunto de la corrección de los manuscritos. Repito que es un problema más del editor que del autor, pero sí es verdad que en novela romántica me he encontrado libros plagados de todo tipo de faltas. También debo destacar como lectora (y no cobro comisión por decir esto), que ediciones b y esencia cuidan mucho sus libros de romántica. Por eso sé distinguir cuando un corrector ha hecho lo correcto -nunca mejor dicho- y cuando se ha ido de farra, se ha pillado una cogorza y no ha hecho su trabajo. No soy filóloga (ni ganas) pero sí sé distinguir una falta de ortografía o una palabra mal empleada en el contexto porque se desconoce o se confunde su significado... y algunas faltas me ofenden mucho a la vista. Pero lo que realmente me ofende es que el editor de turno piense que las mujeres somos imbéciles y que nos pueden colar cualquier cosa. Y desde aquí le digo: merecemos "some respect", que diría Aretha Franklin.






Otra cosa muy positiva a destacar es la afluencia de autoras españolas al mercado editorial de la novela romántica... Cuando yo empecé a escribir hace 15 años (lectora lo soy desde los 7), todas las autoras de novela romántica eran anglosajonas, mayormente norteamericanas; yo empecé mi andadura romántica leyendo a Danielle Steel. Y ya era hora de que las mujeres españolas tomaran el relevo de Corín Tellado sin complejos ni remilgos.






Y por el último el siguiente apunte a título crematístico: si la novela romántica es "sencilla" y se lee con facilidad significa que se leen más novelas al mes o al año = más ventas = más dinero. O sea que vale, y mucho, cuidar el mercado de este género literario porque, a la larga, da más dinerito que publicar a autores "experimentales"; y en cuanto a los best-sellers rollo Dan Brown... ¿qué queréis que os diga? Que el rollito bíblico-polémico impregnado de pseudo-feminismo trasnochado -y anacrónico- ya está un poquito demasiado superado.






Sí, definitivamente: el amor lo mueve todo. Y al final todos buscamos lo mismo: un cachito de felicidad instantánea; ni más ni menos que lo que nos ofrece la literatura Romántica.






Besitos y hasta la próxima ; )

15 comentarios:

  1. De acuerdo en todo menos en lo de Espido Freire. Yo sólo me he leído de esta señora "Melocotones Helados" (¡¡¡¡Premio Planeta!!!), y es más simple que un chupa-chups.

    ResponderEliminar
  2. Aplaudo este post, me parece muy cierto todo lo que dices.
    Es un género que según en que círculos no está bien catalogado, realmente creo que no hay nada mejor que hablar de amor, rodeado de aventura, con toques de misterio y algo de intriga, pero todo alrededor de una buena historia de amor, ¿O no es el amor lo que mueve el mundo?.
    A mi también me gustaría conocer un hombre que escribiese romántico.

    Saludos

    ResponderEliminar
  3. Qué bonito artículo ¡me ha encantado!
    Y oye...qué razón tienes en lo que pones.
    Particularmente pienso que las lectoras de romántica tenemos muy claro lo que queremos encontrar al comprar un libro de romantica.
    Buscamos amor, sentimientos, momentos, situaciones en fin...romance y sobre todo SOÑAR.
    Un besazo guapa

    ResponderEliminar
  4. Elizabeth, me ha encantado el artículo!!! Es certero, no buscas medias tintas, vas al grano y apoyo todo lo que dices al cien por cien, Yo no me considero lectora de segunda caterogia por leer romantica, de hecho he leido mogollón y si me quedo con la romantica es simple y llanamente porque me hace sentir bien. Y no es por nada, pero cualquier lectora de romantica se gasta mucho mas en libros a lo largo de un solo mes, que un lector de literatura "mejor" al año. Releches! somos fieles, somos inteligente, somos listas y sabemos en qué nos gastamos el dinero. (aunque algunos piensen que no, o que no nos damos cuenta de sus fallos garrafales... aún recuerdo un libro en el que alguien "habría" una puerta ARGGGHHHHHH)por cierto, tambien Plaza y Janes son buenisimas corrigiendo y traduciendo, o por lo menos a mi me lo parecen.

    ResponderEliminar
  5. Julia, muy buena la entrada.
    Yo creo que hay más lectores de los que apuntan las estadística, y un lector de romántica lo es de cualquier género. ¡¡¡Editores escuchad!!!
    Mi autor preferido es Cook. Esos archivos de Salem me llevaron loca durante unos días, y releo sus libros tan seguido como me dejan las circunstancias.
    Pero adoro leer romántica, porque leo para evadirme, y para que la sensación que me deja en la boca no sea la de haber masticado arena del desierto inútilmente, sino un buen trozo de tarta de chocolate.
    Me ha gustado mucho tus puntuaciones, felicidades.
    besos.

    ResponderEliminar
  6. Creo que una de las virtudes de las novelas románticas es que nos hacen soñar. No creo que se piense que las lectoras del género romántico estén catalogadas como poco inteligentes, porque una persona que lee, lee de todo. Además, hay verdaderos bodrios en todo género.
    Me gusta la buena lectura, en general. Y las novelas de Arlette no me han defraudado.
    Besos!
    Blanca

    ResponderEliminar
  7. Suponiendo ( que no lo creo ) que algunas lectoras de novelas romanticas , sean mujeres con menos formación , por lo menos LEEN .Que ya es un hecho muy importante; y de alli que lean otras publicaciónes hay un paso .

    Besos desde Málaga.

    ResponderEliminar
  8. Siento ser nota discordante en este asunto.
    No estoy de acuerdo con lo que dices. Será porque yo entendía que este mundo de la escritura era cosa seria, y no una puerta que abre cualquiera. Agradezco a las editoriales importantes que no publiquen cualquier cosa, sea del género que sea.
    No nos podemos quejar de todo ese tipo de comentario hacia la romántica y su público, porque no hacemos más que darle la razón. Para hacer una novela romántica, no hace falta que sea sencilla, ni mucho menos ser mediocre. Para hacer romántica, como para escribir cualquier otro género, se necesita escribir bien. Ni más ni menos.
    Y mientras siga quien acepte libros mal escritos, mal expresados…y encima le guste, seguirán habiendo los mismos comentarios.
    Venderían más si tratasen al género de forma seria y profesional como los demás y no como una tomadura de pelo. Ahí si le reprocho a algunas editoriales como son capaces de publicar semejantes libros. Siempre me han dicho que la mejor forma de no cometer faltas, de tener destreza al escribir, era leyendo, leyendo mucho, pero una pena para las próximas generaciones como esto siga funcionado así y se extienda. Porque tal parece que pudiera publicar cualquiera.
    El problema no está en las editoriales. Deben corregir, ¡por supuesto!, porque todo el mundo comete errores y es normal que al escritor se le haya podido pasar algunas cosas. Pero hablamos de erratas. Incluso al corrector se le puede pasar alguna y la publicación siga teniendo alguna que otra errata perdonable o imperdonable, pero una errata al fin y al cabo, no un libro llenitos de faltas. Lo que no es su labor es reescribir libros. Algunos libros falta le haría y eso no hay derecho. Pero como parece que lo de escribir bien es lo que menos importa, mientras sigan vendiendo, seguirán publicando a personas que son capaces de llamarse escritora y no saber escribir.

    Perdona por atreverme a entrar y decirte que no estoy de acuerdo con lo que dices. Sólo hay una cosa en la que no te quito en absoluto la razón y creo totalmente: el amor lo mueve todo.

    ResponderEliminar
  9. Hola Julia, llego a tu blog por casualidad, a través de un enlace de Carmen Fdez del Barrio. Sólo decirte qeu creo que estás cargada de razón. Hay libros catalogados como literatura romántica que tienen mucha más calidad literaria que la mayoría de los best-seller que se publican. Por otro lado, ¿qué me dices de Romeo y Julieta? Es que no es acaso literatura romántica? ¿y alguién se atrevería a dudar de su calidad?

    Es una lástima que haya que enfrentarse a tantos tópicos.

    Por cierto, a las que pedís un hombre escritor de novela romántica os diré que hay un español que escribía en los años de la postguerra literatura romántica. Su nombre es Rafael Pérez y Pérez y en su época también fue un éxito de ventas.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  10. ¿Qué más decir a lo que ya has dicho tú, Julia?
    Demoledor el artículo defendiendo la novela romántica. Y claro, muy claro, para qu se entienda bien, incluso las "incultas marujas" que leemos romántica desde hace un montón de años, amén de algunos otros rollos verbeneros que vienen avalados por "obras serias".
    A ti se te entiendo todo.
    ¿Es porque te estás convirtiendo en una periodista sublime o porque, en realidad, no somos tan estúpidas como creen algunos?

    Besos

    ResponderEliminar
  11. Si pudiera poner el sonido de una ovación cerrada, este sería mi comentario. Está bien que se pongas los puntos sobre las íes y que no se menosprecie, ni a las escritoras de romántica, ni mucho menos a las lectoras. ¿Tontas?¿Incultas? Unas narices, sabemos perfectamente lo que queremos.

    ResponderEliminar
  12. No estamos locas porque sabemos lo que queremos... ; ))
    Gracias por todos los comentarios, los buenos y los menos buenos.

    Todos caben aquí. Y yo estoy encantada de ver que mi inquietud encuentra un eco...

    Besos ; ))

    ResponderEliminar
  13. Que el mundo piense lo que quiera, yo tengo mis neuronas bien puestas
    y una buena novela romantica nadie me la quita.
    Mis felicitaciones, fue un placer leer tu post.
    besos desde Chile!

    ResponderEliminar
  14. Estoy de acuerdo contigo, tengo que decir que yo empecé tarde a leer romántica, y hasta ese momento había leído -y sigo leyendo -de todo. Hay cosas que me gustan más, cosas que me gustan menos, y cosas que no puedo ni terminar. Pero esto me sucede independientemente del género que escoja -como a todo el mundo supongo -.
    En romántica añadiría algo a tus comentarios; "Portadas", por favor señores ilustradores y editores, es hora de un cambio.

    ResponderEliminar
  15. La literatura romántica ha tenido fuertes enemigos, por equivocadas ideas de debilidad y de falsa erudición; en el caso de España, reforzadas además por la represión del periodo franquista. Concuerdo con la autora de estos apuntes, en que no todo lo famoso es bueno, ni todo lo subestimado es malo. Son conceptos como cualquier otro, subjetivos. Citaré un tristísimo ejemplo; Sé de interesantes episodios históricos de España y he podido casi revivir sus personajes y los ambientes naturales, a través de la exquisita narrativa que de temas históricos hizo en sus novelas el escritor español Rafael Pérez y Pérez. Injustamente, su creación literaria fue mirada con desdén durante el periodo franquista español. Tristemente, esta tendencia continúa hasta hoy, clavando un inmerecido estigma sobre Pérez y Pérez, cuyo mayor "pecado literario" consistió en escribir novelas donde era el amor el protagonista. Sus detractores no se detuvieron jamás a estudiar su correcto estilo, su habilidad descriptiva, su genial manera de cautivar el interés del lector y otros atributos. La pretenciosa crítica "erudita" ha definido sus escritos como "de poca calidad literaria, aunque de mucha acogida". Y yo me pregunto: ¿Por qué siempre seguimos patrones establecidos sin darnos la oportunidad de juzgar por nuestras impresiones? Invito al público a leer objetivamente obras históricas de este autor ya fallecido cuya maltratada creación literaria, merece por su memoria, por lo menos el beneficio del juicio, cuando no el de la reivindicación.

    ResponderEliminar

Este blog es mi hog@r. Si entras, serás muy bienvenid@; si te gusta lo que escribo, deja comentario. Tus comentarios y sugerencias me ayudan a mejorar. Gracias por tu visita.