miércoles, 29 de diciembre de 2010

Luna de oriente. Nieves Hidalgo




Inglaterra, año 1800. Shylla Landless debe escapar de Mulberry Hall, dejando atrás al hombre a quien ama, para poner a salvo a su pequeña hija Christin. Años después, Christin se ha convertido en una bella joven, criada en una vida de libertad. Cuando un aristócrata intenta comprar sus favores, se burla de él sedándolo, robándole, y dejándolo desnudo en el bosque. Perseguida por ladrona, acabará en manos de unos esclavistas y en el harén del bey de Baristán.

Christin ni se imagina que allí, donde no es más que una prisionera rodeada de lujos, volverá a enfrentarse al conde de Desmond, el noble al que humilló en Inglaterra, decidido a cobrarse la ofensa de la gitana de la que quedó prendado.

La autora de Hijos de otro barro y Orgullo sajón vuelve a maravillarnos con su humor y su imaginación.

Nos encontramos probablemente ante una de las más exquisitas novelas de Nieves Hidalgo; soberbiamente construida, con unos personajes cercanos y entrañables, con toda la seducción de una ambientación oriental capaz de transportarnos a otros mundos y otras culturas de ancestral sabiduría de los cuales el lector siempre tiene oportunidad de aprender algo esencial.

Como ya es costumbre en las historias de esta inigualable autora, su heroína es una mujer de armas tomar, de esas que te desafían día tras día a llevarle la contraria o hacer algo en contra de su poderosa voluntad. Y como les ocurre a estas heroínas su vida no es vida hasta que encuentran la horma de su zapato = un hombre capaz de rendirlas a sus pies y al mismo tiempo permitirles conservar su personalidad e identidad intactas. Una pareja así sólo puede depararnos momentos maravillosos.


De la portada, ¿qué decir? Me enamoró nada más verla... No me suelen gustar mucho las historias con tintes árabes, lo reconozco sin pudor y sin corrección política, pero sabía, porque no era la primera novela que había leído de Nieves, que una historia árabe escrita por esta autora podía hacerme gozar y hacerme ver el lado más romántico de esos países. De los secundarios destacaría el personaje del padre de Shylla, y sobre todo esa gran mujer que es Corinne, siempre vigilante, al acecho, pero con buenas intenciones... muy al contrario que Lenore Highmore. No, no, de ella no hablaré porque os arruinaría la novela. Pero leed, leed y veréis cómo, una vez más, Nieves es capaz de sorprendernos con su desbordante imaginación. Yo de mayor quiero ser como ella.

LUNA DE ORIENTE
NIEVES HIDALGO. 2010
EDICIONES B/ZETA
413 PÁGINAS
ISBN: 978-84-9872-445-5

2 comentarios:

  1. Julia, no sé cómo agradecerte la reseña de la novela. Pánico te tenía, porque sé que eres muy crítica (y mejor escritora)
    ¡Qué alivio! jajaja.
    Gracias por leerla y por comentar lo que te ha parecido.

    Te quiero, guapetona.

    ResponderEliminar
  2. Me encanto ese libro, y la portada también jee. saludos y felicidades por tan maravillosa imaginación

    ResponderEliminar

Este blog es mi hog@r. Si entras, serás muy bienvenid@; si te gusta lo que escribo, deja comentario. Tus comentarios y sugerencias me ayudan a mejorar. Gracias por tu visita.