ENAMÓRATE

ENAMÓRATE
EL DÍA 30 TENEMOS UNA CITA

domingo, 4 de abril de 2010

Suaves pétalos de amor. Encarna Magín


Valleverde es un apacible pueblo donde vive en armonía una antigua comunidad, "Los hijos de la luz". Pero Iván, un letal constructor, quiere construir una carretera que causará el desalojo y la destrucción de la localidad. Lucía, una dulce mujer perteneciente a la comunidad, no dudará en enfrentarse al hombre causante de tanto dolor con la intención de salvar al pueblo... aunque con ello tenga que vender su alma y su cuerpo.


Lo que ambos desconocen es que el remolino de la pasión y el amor puede engullirles sin contemplaciones.


Pasión, trama, traición... todo confluye entre las a priori apacibles vidas de sus personajes. Pero por encima de todo ello prevalecerá el amor.
Antes que nada: disculpas por el retraso. Como veis, se me acumula la faena y a veces me resulta imposible llegar a todo. Pero aquí estoy, después de 9 días, para presentaros (como siempre) una historia fabulosa: la de Iván y Lucía. Esta historia que me ha cautivado desde la primera página tiene además el encanto y la satisfacción añadidos de haber podido hablar personalmente con la autora.
Ocurrió el miércoles pasado, entre las 17.30 y las 18.30h de la tarde. El encuentro con Encarna fue estupendo, lo que me hizo lamentar no haber dispuesto de más tiempo porque cuando tienes el privilegio de conectar con alguien que escribe y que lo hace tan bien, el tiempo es un suspiro. ¿Por qué nos encontramos? Pues porque Encarna tenía una cita en Barcelona --de hecho la tiene todos los miércoles-- y aproveché para robarle un poco de su tiempo y hablar de su novela, aparte el placer de conseguir una dedicatoria personalizada. ¿Cómo es Encarna? Vital, entusiasta; su risa es contagiosa y su conversación deliciosa. Si en algún momento tenéis la oportunidad de coincidir con ella, podréis descubrirlo vosotros mismos.
¿Cómo es Suaves pétalos de amor? Una historia original; según me contó la autora, la historia en principio transcurría en U.S.A y tenía como telón de fondo la comunidad Amish de Pennsylvania. Pero cuando ya la tenía escrita, la autora cambió de opinión y decidió que quería trasladar ese argumento al Valle de Arán y cambiar sus personajes made in U.S.A por personajes made in Spain. La novela fluye con naturalidad, con una prosa clara y sencilla que llega al corazón de los lectores. A pesar de sus más de quinientas páginas, el ritmo de la novela es continuo y el lector pasa de una sorpresa a otra sin tregua.
En cuanto a los personajes, decir que son extraordinariamente humanos, y, sin duda alguna, la baza fuerte con que la autora para atraparnos. No os engañaré: hay erotismo; quizá a algunos les sobre, y a otros les moleste. Reconozco que algunas escenas me parecieron muy "subidas de tono", pero ya contaba con ello después de haber leído la novela de Noelia "Falsas apariencias" y no me sorprendió. Como lectora, lo que menos me gusta es que me den gato por liebre. Con el sello Rachel sé lo que puedo encontrarme, y a veces, ¡qué caray!, el cuerpo me pide "emociones intensas". Y en ese sentido, os aseguro que no salí decepcionada.
Siendo la primera novela publicada por la autora, considero que está mejor que bien; sólo puedo criticar, y debo hacerlo, una deficiente labor de corrección por parte de la editorial. Como imagino que es una editorial joven que está empezando su andadura, imagino que esto tenderá a mejorar en próximas publicaciones. Y en ello confío, pues como señalé en un post anterior, los lectores de romántica somos lectores de primera categoría y debemos ser tratados en consecuencia.
En cuanto al diseño de portada y el título, considero que son muy acertados y dan una idea muy clara y al mismo tiempo tremendamente sugerente de lo que nos espera entre las páginas... Lo recomiendo especialmente a todas las lectoras y lectores de novela romántica.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Este blog es mi hog@r. Si entras, serás muy bienvenid@; si te gusta lo que escribo, deja comentario. Tus comentarios y sugerencias me ayudan a mejorar. Gracias por tu visita.