miércoles, 31 de diciembre de 2014

Lo mejor y lo peor de 2014. Balance de un año caótico apoteósico




No te voy a mentir: este no ha sido un año cualquiera.
Como lectora ha sido BRUTAL.
Como autora ha sido... Lo siguiente.

A nivel personal... Eso te lo cuento en unos días. Y en un relato que está germinando en mi cabecita calenturienta.
Lo mejor como lectora: mi descubrimiento de la trilogía Los Juegos del Hambre.
Lo mejor como autora: Ya lo ves ahí arriba: 5 novelas; 5 portadas, a cual más atractiva. Todas han visto la luz de modo definitivo este año; aunque sí, reconozcámoslo: su éxito está siendo muy, muy discreto.
Sigo pensando en mi curso intenssssivo de Marketing y RR.PP. 
Pero ya lo sabes: soy Capricornio... A nosotras, las Cabras, el tiempo nos favorece como a los buenos vinos.
El tiempo nos da la razón y nos coloca en nuestro lugar.
Por eso, yo no tengo prisa. No más de la debida.
Presiones, ha habido muchas; y no ha sido buena idea dejarse llevar por ellas.
Pero tampoco ha sido malo el resultado, no; ocurre que soy de un perfeccionista que da asco y si algo no me sale 100% perfecto, me pongo de los putos nervios. 
La cosa es que, luego, como lectora compulsiva que soy, me toca ver cada pifia que da miedo.
Y entonces me relajo lo justo para no obsesionarme con el purismo, la demagogia y la perfección.
Porque este año he visto cosas muy buenas, buenas, menos buenas, malas, muy malas e infumables.
No los he contado, pero apuesto a que he leído más de un centenar de libros.
He asistido a dos presentaciones buenísimas de antologías buenísimas: Family Nightmares y Zombifícalo.
He recuperado la Paz y la Confianza en Mí y en Mi Trabajo.
Aunque tarde, me ha llegado mi primer (y jugoso) encargo como correctora.
Y hoy, sí, hoy después de 5 años, tengo un relato en mente para escribir en 2015.
No soy de relatos, sino de novelas.
Pero yo no soy yo si no me desafío constantemente.
Este año (y algunas personas) me han dado fuerzas para continuar viento en popa a toda vela.
Gente que me ha inspirado y me ha recordado que escribir es lo mío, aquello para lo que he nacido y que disfruto (aunque no lo digo muy alto para no despertar envidias entre los mediocres).
Sí, a quince meses de cumplir 20 años de oficio, puedo decir que me siento orgullosa de mi legado.
Es pequeño pero matón, como yo misma.
Quisiera pedir un 2015 como 2014...
Y un poco de Amor Del Bueno
All you need is LOVE... 

Ayyy, que se me olvida LO PEOR del año:
La Pantoja, los hijos de la Pantoja, y la madre que los parió a todos.
"El Pequeño Nicolás"

1 comentario:

  1. Holaa. Te hemos nominado a unos premios en nuestro blog. Pásate si quieres:
    http://lectorasanonimas2014.blogspot.com.es/2014/12/premios-lo-loco.html

    ResponderEliminar

Este blog es mi hog@r. Si entras, serás muy bienvenid@; si te gusta lo que escribo, deja comentario. Tus comentarios y sugerencias me ayudan a mejorar. Gracias por tu visita.